Asamblea del Comité de Santurbán define 100mil voces por el agua.

Con un sí rotundo, un grupo de más de 100 líderes de Bucaramanga y su Área Metropolitana, aprobaron la realización de la jornada de movilización de las 100 mil voces por el agua. Es así que este 15 de marzo, esperan inundar de colores y alegría las calles de la ciudad, con la marcha-carnaval que se ha hecho ya típica en Bucaramanga para decirle sí al Agua y la Vida.

100milvocesporelagua2013

Muchos intereses en juego

Si bien el pasado 16 de enero la Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (CDMB) declaró oficialmente el Parque Regional Natural Santurbán con una extensión de 11.700 Hectáreas, analistas del tema ambiental, técnicos y líderes del movimiento en defensa del Páramo, han señalado las limitaciones de dicho esquema de protección. Al respecto Florentino Rodriguez Pinzón señalaba: “resaltamos ante el Fiscal el tema del Atlas de Páramos, es que los Páramos están delimitados desde 2007, y tuvimos la oportunidad de explicar gráficamente cómo se pretende burlar a la ciudadanía bumaguesa, cogiendo la declaratoria del Parque como una cortina de humo, y buscando meterse por minería subterranea en lo interno del Páramo, eso le quedó muy claro al Fiscal Delegado para Asuntos Ambientales y además pudimos hablar de la Hidrogeología de la zona.” Y es que el cruce de intereses y derechos ciudadanos le ha impreso gran polémica a este tema.

Grandes proyectos de inversión siguen su curso en la zona del Páramo. Basta con verificar que el 88% de los predios la multinacional Eco-Oro (antigua Greystar) quedaron dentro de los parques Santurbán y Sisavita (Norte de Santander) En fotografías públicas se ha puesto en evidencia el tamaño de los túneles de “exploración” de uno de los proyectos de la compañía AUX-Colombia, quien sobre la vereda Angosturas, a 35 metros de la Quebrada la Baja, tiene el proyecto El Gigante (Fotografía 1). Sobre el particular, la Agencia Nacional de Licencias Ambientales y la Contraloría General de la República, manifestaban en 2012 su preocupación acerca de los posibles daños por actividades exploratorias de las compañías mineras en zonas de Páramo.

Jimmy Alexander Moreno, uno de los líderes de este proceso, manifiesta que “están en juego el agua para más de 4 millones de personas que se abastecen de las fuentes que nacen en el complejo Santurbán, y grandes depósitos de oro en reservas, sólo las de AUX sumaban en noviembre pasado los 12,5 millones de onzas de oro. Es por esto que en el centro del debate está la pregunta: ¿acaso la minería sub-terranea, y su nueva estrategia de lde inserción, no es una forma de burlar la poca protección del Parque Regional Santurbán, ingresando a éste por debajo de la tierra?” Es por eso que así como en Septiembre de 2012 una comisión de expertos verificó mediciones de aguas ácidas provenientes del Páramo (indicativo de contaminación), así mismo como se destacó en los medios la actitud del alcalde de California quien el pasado 11 de enero tumbó una reja a la compañía Eco-Oro (antigua Greystar) que impedía el paso por una vía pública; es por eso que así mismo ayer 31 de enero, la Asamblea en pleno del Comité del Páramo de Santurbán, actuó con decisión ante la que diversas voces consideran una inminente amenaza para el agua.

Muchas voces aportando

“Uno de los grandes problemas que tenemos que aclararle a la gente es que ese Parque Minero no protege el Agua de nosotros, yo me pregunto: ¿cómo es posible que se engañe a la gente con esa decisión cuando por ejemplo el Proyecto Angosturas, el más ambicioso entre los ambiciosos, el más contaminador, haya quedado libre para ser explotado porque los límites del Parque Regional Santurbán no lo cubren? El mini-parque, el Santurbancito, ese no es nuestro objetivo, sino la protección de toda el agua y todos los ecosistemas que se necesitan para que ella viva, así estén dentro o fuera del parque, dentro o fuera del páramo.” Así fueron las declaraciones de un docente delegado de la comuna 9 de Bucaramanga quien aprovechó además para llamar a todo el gremio profesoral a sumarse a la jornada.

La convocatoria extendida a líderes de toda la ciudad logró nutrir de una amplia diversidad el espacio. Es así que diputados, líderes políticos y dirigentes de distintos partidos y corrientes se comprometieron con el agua: vale la pena destacar la participación de diputados de Norte de Santander y Santander quienes se sumaron, y en sus intervenciones ratificaron el compromiso con el Complejo biogeográfico Santurbán-Almorzadero, tal como lo asumieran de la mano de los gobernadores en 2011. Al respecto Erwin Rodriguez, vocero del Movimiento Conciencia Ciudadana manifestaba: “esta marcha tiene que ser con una connotación nacional y tenemos que mover la idea de que estamos defendiendo el agua del 70% de los colombianos, porque de lo que pase con el Páramo de Santurbán depende lo que pase en el resto de Páramos de Colombia, ya el gobierno nacional lo dijo, y debemos tener claro que los Páramos en Colombia abastecen de agua al 70% de la población, luego no podemos permitir que se juegue con el agua de ese 70% de la población.” Es una gama muy compleja de pensamientos la que hoy se nutre para resonar el eco de la defensa del Agua para las futuras generaciones, es un grito de la humanidad.

Muchas acciones por convocar

Responsables designados por el Comité del Páramo realizaron la presentación de las propuestas centrales de la campaña de las 100 mil voces por el agua. Los objetivos quedaron definidos en: la exigencia de toda actividad de las compañías mineras en la zona de Santurbán, incluyendo actividades de explotación, exploración y estudios de pre-inversión; la protección íntegra de las fuentes, responsabilidad que le cabe al Estado Colombiano, habida cuenta del Derecho Humano al Agua reconocido mundialmente; y denunciar la actitud permisiva y negligente de las autoridades ambientales en cabeza de la CDMB quienes con su declaratoria de Parque Regional Santurbán ponen en riesgo este ecosistema. De manera pues que los organizadores extienden la convocatoria para conformar equipos de trabajo en lo logístico, financiero, organizativo y de comunicación, equipos tales que contribuyan desde los aportes de quien quiera vincularse a hacer posible el encuentro de esas 100 mil voces por el agua el próximo 15 de marzo.

Ya se oyen clips de audio, fotografías, frases, consignas, acciones jurídicas, luchas por el mínimo vital de agua, videos y muchas otras propuestas que van abriendo el camino. El debate por el agua no pierde vigencia, mucho menos si éste tiene que ver con los proyectos económicos de compañías mineras en zonas de páramo y ecosistemas sensibles. Recordemos que un fallo de la Corte Constitucional declaró inexequible hace dos años el Código de Minas aprobado en 2010, dando plazo hasta este año para construir un nuevo Código, tarea que no se ha hecho, lo cual deja al país al borde de abrir la puerta para que las multinacionales aspiren a prorrogas hasta de 30 años en contratos de explotación incluso en ecosistemas sensibles. Es así que un mar de voces se abre paso entre leyes ambientales, acciones de las autoridades, estrategias corporativas, e iniciativas ciudadanas; es el mar de las 100 mil voces por el agua al que se atreve a apostar un decidido grupo de líderes en Santander.

 Fuente: Red por la Justicia Ambiental en Colombia