Alertan que agua está contaminada

Dirigentes de la intervenida Cooperativa de Agua de San Miguel de Velasco y vecinos coinciden en señalar que toman agua no potable que atenta contra la salud del pueblo. Dick Dorado, dirigente cooperativista, aseguró que el conflicto por la administración del agua es político. “La deuda del padre del alcalde y su cuñau por más de $us  50.000 a la cooperativa es el encono en un juicio que lo han logrado postergar.

 

Algunos vecinos aseguran que el agua que se consume en San Miguel está contaminada

Algunos vecinos aseguran que el agua que se consume en San Miguel está contaminada

Dirigentes de la intervenida Cooperativa de Agua de San Miguel de Velasco y vecinos coinciden en señalar que toman agua no potable que atenta contra la salud del pueblo. Dick Dorado, dirigente cooperativista, aseguró que el conflicto por la administración del agua es político. “La deuda del padre del alcalde y su cuñau por más de $us  50.000 a la cooperativa es el encono en un juicio que lo han logrado postergar. Todos el problema es por no pagar la deuda, ahora los migueleños pagan el agua para bañarse y compran agua en bidones para el consumo”, indicó Dick Dorado. Tras la intervención en julio de 2011 y por mandato de un cabildo, el gobierno municipal desde hace seis meses se hizo cargo de los servicios y declaró que los usuarios no pagarán. Los socios fundadores de Cosesmi sostienen que no se dejarán quitar la cooperativa mientras el padre del alcalde no pague su deuda.

El alcalde Pedro Dorado afirmó que han asegurado la provisión desde la represa de San Carlos de Sapocó. Agregó que han invertido Bs 7.000.000 en alcantarillado (aún no funciona) y Bs 2.000.000 en ampliar la red con 250 instalaciones gratuitas, además de otras inversiones.

Ciro Héctor Dorado, presidente de la cooperativa intervenida, dijo que San Miguel consume 1.000.000 de litros diarios y no saben hasta cuándo se bombeará agua desde Sapocó, pues no llueve y el caudal va disminuyendo.

La actual represa La Suiza donde está la planta de tratamiento, ha quedado en desuso por su mal olor y bajo caudal. “El problema de la contaminación   con lodo y estiércol de ganado vacuno lo provocan 5.000 hectáreas de pasto y un hato de 5.000 vacas”, sostuvo el alcalde. 

“En este momento el agua no voy a decir que es potable, sino es un agua segura, quien lo va a decir y certificar va a ser la Autoridad del Agua Potable, que arribará en breve, para analizar el agua que consume la población”, sostuvo el edil.

 Ciro Héctor Dorado, presidente de Coosesmi, dijo que si bien ha mejorado el agua con el programa Mi agua urge que la población, que tiene 292 años,   ubicada a 504 km de Santa Cruz, con más de 10.000 habitantes, tenga servicios eficientes para mejorar la calidad de vida. 

Sobre el juicio a su padre, Gonzalo Dorado, el burgomaestre aseguró que es una mentira de los cooperativistas para desprestigiarlo “pues han hecho una auditoría sobre otra inventando recursos. Mi padre sacó de la crisis a la cooperativa y lo vamos a demostrar”, apuntó.

Fuente: El Deber