Alarma en EEUU: el agua contaminada en millones de hogares causaría cáncer

Un estudio científico, del que se ha hecho eco toda la prensa norteamericana, evidencia que contiene altos niveles de Cromo-6, un químico que podría causar cáncer de estómago. La Agencia de Protección Ambiental de ese país nunca ha puesto límite para este componente en el agua, mientras admiten que ya hay una investigación formal en curso.

 

agua-de-grifo

Se denomina Cromo-6 y, según advierten destacados ecologistas y asociaciones en defensa del consumidor norteamericanos, aumenta el riesgo de padecer cáncer cuando sus parámetros superan los normales.

En millones de hogares de EE.UU. sus habitantes estarían bebiendo por estas horas agua potable que contiene altos niveles del mencionado componente químico, según un exhaustivo informe deEnvironmental Working Group.

Este grupo independiente ha examinado el sistema de abastecimiento de agua potable en todo el país. Sus investigadores han encontrado que el agua del grifo de 218 millones de estadounidenses contiene niveles de cromo altos, que ellos consideran más que peligrosos.

De esta investigación se ha hecho eco la cadena CNN hace escasos días. Ha divulgado un amplio informe nacional que ha causado gran alarma entre la población. El informe de la prestigiosa cadena de ese país sobre este tema se suma a viejas denuncias de Erin Brockovich.

Esta mujer, una ex empleada de una oficina jurídica estadounidense, fue fundamental en la preparación de una demanda contra la empresa Pacific Gas and Electric Company (PG & E), de California, en 1993. Cuando trabajaba en el estudio jurídico tuvo conocimiento de informes con solicitudes de atención médica para personas que habían bebido agua contaminada, investigó y encontró una probable contaminación del agua potable por cromo hexavalente. Su historia ha sido llevada al cine, y el personaje de Brockovich fue interpretado por la actriz Julia Roberts.

La Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) nunca puso un límite para el cromo-6 en el agua del grifo y aún no se conoce el impacto de beber ese líquido contaminado a largo plazo.

“Sea cromo-6 o plomo, la gente está siendo víctima de una enorme crisis en el sistema de agua en todo el país”, ha señalado Brockovich, quien considera que la “corrupción, complacencia y la incompetencia” de las autoridades norteamericanas sobre esta cuestión es evidente.

Leer artículo completo en lainformacion