Agua mineral o del grifo, ¿son igual de saludables?

Resolvemos cinco preguntas recurrentes sobre la necesaria sustancia. Porque somos un 70% ella…Somos un 70% de agua, pero desconocemos sus propiedades reales. Mitos modernos como que se puede beber sin límite o que tiene propiedades adelgazantes, nos confunden a la hora de sacar el máximo provecho a esta maravilla natural. Resolvemos cinco preguntas recurrentes sobre tan necesaria sustancia.

 

1404301501_517761_1404302767_noticia_normalEl agua es una maravilla natural.

 

Somos un 70% de agua, pero desconocemos sus propiedades reales. Mitos modernos como que se puede beber sin límite o que tiene propiedades adelgazantes, nos confunden a la hora de sacar el máximo provecho a esta maravilla natural. Resolvemos cinco preguntas recurrentes sobre tan necesaria sustancia.

1. ¿Puedo tomar tanta agua como quiera?

Los expertos son tajantes: no. Tomar mucha agua, de forma compulsiva y sin sentir sed, es un desorden que, a la larga, afecta al funcionamiento de los riñones y la composición sanguínea, según se explica en el manual de trastornos psiquiátricos de la asociación americana DSM-IV. La potomanía, nombre por el que se conoce esta enfermedad, afecta sobre todo a mujeres convencidas de que bebiendo mucho líquido (más de dos litros al día) podrán adelgazar sin esfuerzo. Se asocia con desórdenes como la anorexia y la bulimia.

2. Entonces, ¿el agua no adelgaza?

Al no tener calorías, ni engorda ni adelgaza. Sin embargo, beber antes de las comidas produce saciedad, por lo que el consumo de alimentos es inferior. Eso sí, cuando se hace dieta hay que beber más para evitar que la orina se concentre y pueda producir piedras en las vías urinarias, así como para mantener la piel hidratada.

Leer artículo completo en El País