Advierten sobre presencia de nuevas cianobacterias en el lago Ypacaraí

El Centro Multidisciplinario de Investigación Tecnológica (Cemit) de la UNA confirmó el hallazgo de nuevos tipos de algas tóxicas, no vistas anteriormente. Aguardan estudios para conocer los porcentajes

 

 

Las costas del lago en Areguá se mostraban negras ayer, en gran medida por la contaminación del cauce.

Si bien las cianobacterias del género Cylindrospermopsis raciborskii, que predominaban en el lago Ypacaraí ya casi desaparecieron, ahora comienza a surgir otro grupo de cianobacterias, advierte el Centro Multidisciplinario de Investigación Tecnológica (Cemit) de la UNA.

En el último muestreo, realizado la semana pasada, técnicos de la institución constataron la presencia de más de cinco algas tóxicas que, por su bajo porcentaje, todavía no representarían peligro para los pobladores de sus costas.

“En este último muestreo ha aumentado la biodiversidad de las cianobacterias que no se habían visto antes, por lo que es importante seguir realizando un monitoreo constante del lago”, indicó el doctor Gilberto Benítez, funcionario del Cemit. En los próximos días entregarán un análisis a las autoridades sobre todos estos microorganismos.

ESPECIES. Phormidium fovealarum, aphanocapsa (en más de una especie), la Merismopediay y la Microsystis flos – aquae son otros de los géneros hallados en el muestreo, que se llevó a cabo el martes 13 de noviembre, en seis puntos distintos del espejo de agua. Se tomaron muestras desde las ciudades de San Bernardino, Ypacaraí y Areguá, donde ayer las aguas se veían negras en sus costas.

“La biodiversidad está aumentando, no solamente de las algas verdes, sino también de algas verdeazuladas, aún así siguen siendo en concentraciones muy bajas”, explicó el experto de la UNA.

Agregó que todavía faltan más pruebas para determinar el porcentaje de la presencia de estos organismos, y si siguen ingresando los nutrientes al espejo de agua.

MÁS ORGANISMOS. En la mayoría de las muestras extraídas del lago Ypacaraí, también fueron halladas nuevamente una importante presencia de sanguijuelas y ácaros de agua. “Estos microorganismos toleran una cantidad moderada de contaminación. Su predominio normalmente significa que la calidad del agua no es muy buena”, expresó en ese sentido Gilberto Benítez.

Sobre el punto, el director de Fiscalización de la Secretaría del Ambiente (Seam), Eladio García, aseguró que las fiscalizaciones e intervenciones a las industrias que polucionan el lago continuarán en las próximas semanas.

“Si es que intervenimos se cuida mucho el vertido de residuos, lo que ayuda enormemente al espejo de agua “, declaró el funcionario.

Hasta la fecha, fueron 80 establecimientos comerciales intervenidos en los arroyos afluentes y en el mismo Ypacaraí y según datos de la Fiscalía del Ambiente, ya suman alrededor de 40 los propietarios imputados.

LAS CONSECUENCIAS PUEDEN SER GRAVES PARA LA SALUD

La toxicidad de las cianobacterias, presentes en el lago Ypacaraí, puede ser grave para la salud, advierte el Ministerio de Salud Pública (MSP).

En una charla con la comunidad de Areguá, realizada días atrás, la Dirección de Promoción de la Salud recomendó no utilizar las aguas del cauce para la recreación, debido a que se pueden producir daños neurológicos y hepáticos: vómitos, diarrea, dolor de cabeza, intoxicaciones, problemas digestivos y enfermedades dermatológicas, informaron.

Sistema nervioso. El MSP dice que en lo que respecta al sistema nervioso, las algas tóxicas pueden provocar daño o toxicidad al mismo, produciendo un trastorno irreparable.

Fuente: Ultima Hora