Ingenieros reivindican más recursos para la regulación hidráulica

Ingenieros reivindican más recursos para la regulación hidráulica

 

(invertia) El Colegio de Ingenieros de Caminos (ICCP) considera insuficiente las partidas para obras hidráulicas en los Presupuestos Generales del Estado ya que estas infraestructuras resultan básicas para regular los caudales, como se ha demostrado en los últimos episodios de lluvias torrenciales en Andalucía y Murcia.

En un encuentro informativo, el presidente del ICCP, Juan Antonio Santamera Sánchez, ha recordado que las lluvias del pasado septiembre han representado el episodio más grave de gota fría en España desde hace más de un siglo y que sus consecuencias podrían haber sido peores de no haber infraestructuras de regulación.

Las obras hidráulicas construidas en la zona “han evitado que la catástrofe hubiera sido mucho peor, sobre todo en Murcia”, ha aseverado.

El temporal de lluvias ocasionó once víctimas mortales, seis de ellas en Andalucía y otras cinco en Murcia, además de dos desaparecidos en Pizarra (Málaga) y Lorca (Murcia), arrasaron miles de hectáreas de cítricos y cultivos hortícolas y dejaron cientos de cabezas de ganado muertas.

Santamera, tras lamentar las pérdidas humanas y económicas a consecuencia del temporal, explicó que ésta ha sido “la prueba más evidente de la utilidad de las presas”.

En la actualidad, ha añadido, “llueve menos, pero las lluvias son más concentradas e intensas. Aunque no sabemos si estos efectos están provocados por el cambio climático”. Debido a esta situación del clima, los ingenieros se enfrentan a nuevos retos tecnológicos que requieren fuertes inversiones económicas que garanticen la seguridad fluvial.

Otro de los asistentes, el presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura, Miguel Ángel Ródenas Cañada, ha señalado que la necesaria construcción de obras hidráulicas tiene en estos momentos dos objetivos, que “sean compatibles con el medio ambiente y con la vida de las personas”.

En su opinión se necesitan tres pilares básicos para cumplir las normas de seguridad que eviten este tipo de catástrofes:”existencia de profesionales competentes; dotación de medios y recursos personales para su gestión, y normas técnicas de seguridad actualmente en desarrollo. Por todo ello pedimos al gobierno que no ceje en este empeño”.

“Gestionar la seguridad de las presas es un factor muy importante para nuestro país. Si estas no existieran solo se podría utilizar un 8 por ciento del agua” disponible, añadió Tomás Sancho, vocal de la Junta del Gobierno del ICCP y del Comité Técnico del agua, energía y Medio Ambiente.

En la actualidad, existen en el territorio español un total de 1.200 presas, de las cuales la mitad son gestionadas por el Estado. El valor patrimonial medio de cada una de ellas es de 12 millones de euros. Para la conservación y el mantenimiento de este tipo de infraestructuras debería destinarse, según el ICCP, el 1% de esta cantidad, en lugar del 0,5% actual.

 

¿Quieres recibir esta y mucha más información de forma gratuita directamente en tu correto electronico? Suscribete en nuestro boletín digital