Nuevo marco legal en materia de evaluación y gestión del riesgo de inundación.

El Ministerio está trabajando para aprobar, antes de que termine 2015, los Planes de Gestión de Riesgo de Inundación que incrementarán los mecanismos para disminuir sus daños. Liana Ardiles ha detallado las acciones preventivas que en la actualidad acomete el Gobierno para prevenir los daños causados por las inundaciones, desde la elaboración de mapas de riesgo y la protección de los cauces a la importante labor de los embalses y de las estaciones de información.

131106 L.Ardiles jornada gestión riesgos inundaciones Valencia,1_tcm7-306102Liana Ardiles durante su intervencion en las Jorandas del Agua en Valencia.

 

La directora general del Agua del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), Liana Ardiles, ha destacado la importancia de la labor preventiva de las infraestructuras hidráulicas en la gestión de los riesgos naturales en España durante su participación, esta mañana en Valencia, en las jornadas sobre Gestión del Riesgo de Inundación organizadas por la Comunitat Valenciana.

Ardiles ha explicado que la gestión del riesgo de inundaciones, el fenómeno natural con mayor incidencia de daños potenciales en la sociedad española, es un tema prioritario para el MAGRAMA, que se ha marcado como objetivo aprobar antes de que termine 2015 los Planes de Gestión de Riesgo de Inundación, de acuerdo con la Directiva europea. Unos planes destinados a incrementar los mecanismos para disminuir los daños causados por las inundaciones.

“Estamos cumpliendo con los plazos establecidos, y tramitaremos estos planes simultáneamente al segundo ciclo de la planificación hidrológica, ya que el grueso de sus medidas se complementan”, ha explicado la directora general.

La directora general ha asegurado que “desde el Gobierno queremos hacer frente a estos fenómenos naturales con políticas rigurosas soportadas en el conocimiento científico y técnico, y en la dilatada experiencia de los profesionales, para incrementar la seguridad de los ciudadanos y disminuir las pérdidas económicas que las inundaciones causan en nuestro país”.

Ardiles ha detallado que, en España, “la lucha contra los daños ocasionados por las inundaciones ha sido un tema tradicionalmente presente en nuestro modelo de gestión de aguas, ya centenario, que partiendo de un sistema de gestión por cuencas hidrográficas nos permite, en caso de episodios de inundaciones, disponer de una información cercana y en tiempo real, así como de unos equipos de profesionales capacitados y preparados para asumir la gestión del riesgo”.

ACCIONES PREVENTIVAS CONTRA LAS INUNDACIONES

La directora ha explicado que la gestión del riesgo de inundación es una responsabilidad compartida por el Gobierno central con las administraciones con competencias urbanísticas o con protección civil, y ha enumerado “el esfuerzo” que cada año hace el MAGRAMA en la puesta en marcha de acciones preventivas.

Así, Liana Ardiles ha señalado la importancia de la elaboración de mapas de riesgo, así como las importantes inversiones anuales que el MAGRAMA destina a la protección de los cauces y al mantenimiento de las estaciones de medición (las Estaciones de Aforo y los Sistemas Automáticos de Información Hidrológica), “claves para gestionar adecuadamente los episodios de avenidas”, ha recordado.

LOS EMBALSES, CLAVES

Por último, la directora general del Agua ha destacado la labor de los embalses, “la piedra angular de la protección frente a las inundaciones en un país tan hidrológicamente irregular como España”. En este punto, ha puesto como ejemplo las lluvias caídas durante la última semana de marzo y primeros de abril, “un episodio en el que los embalses españoles evitaron que llegaran a los ríos, ya de por sí saturados, 2.078 hm3 de agua que, de no haber sido retenida por estas infraestructuras hidráulicas hubiera causado no pocas desgracias personales y daños que podríamos cifrar en millones de euros”.

Estas jornadas, organizadas por la Comunitat Valenciana, han sido inauguradas por la consellera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente del Gobierno valenciano, Isabel Bonig, con la asistencia del subdelegado del Gobierno en Valencia, Luis Santamaría, y han sido clausuradas por la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Júcar, María Ángeles Ureña.

MAGRAMA