Humedales: un panorama “desalentador”, según investigador CSIC

Las aguas mal depuradas o sin depurar, la explotación de pozos ilegales, las prácticas agrícolas poco sostenibles o la intensa urbanización ..son factores determinantes de esta situación a la que Cirujano en entrevista a Efeverde insta a poner fin. El biólogo pide además tomarse en serio la palabra conservación, que afirma “se está excluyendo del diccionario político” y recuerda que estos espacios están considerados como los ecosistemas más ricos y productivos del planeta por su gran diversidad biológica.

 

tablasTablas de Daimiel

 

A juicio del biólogo, la contaminación del agua aumenta porque el ciclo ya no es el de antes: ahora llueve, el agua llega a los ríos, y de estos se “chupa” para las ciudades, la agricultura…

Y tras utilizarse se devuelve a los ríos, con peor calidad porque muchas veces va mal depurada o sin depurar, porque hay ayuntamientos que no tienen depuradoras o las tienen estropeadas, o la depuradoras se comprometen a depurar un determinado volumen de agua y el resto no pasa por ellas.

Ese agua acaba también en los humedales, y las plantas más sensibles “van desapareciendo y la flora es cada vez más homogénea y menos interesante, desde el punto de vista ambiental”.

(Según fuentes del ministerio de Medio Ambiente entre un 15 y un 20 por ciento de los ayuntamientos tienen problemas con la depuración).

Leer artículo completo en diario EFE VERDE