Hasta arriba de agua: Los pantanos gallegos embalsan el doble que hace un año

En la ciudad de Lugo cayeron en los diez primeros días de abril 64,8 litros de lluvia por metro cuadrado, dos más que en todo el primer trimestre del seco 2012. Este lluvioso arranque de la primavera, que llega tras un también húmedo invierno, está poniendo a prueba los paraguas y la paciencia de los gallegos, pero tiene las centrales hidroeléctricas a toda máquina.

 

scaleA 25 kilómetros de Lugo y en la cola del mayor embalse de Galicia, Portomarín es un buen termómetro gráfico de la pluviometría gallega. Cuando el Miño baja, va dejando a la vista los pilares del puente nuevo, construido sobre el viejo en los años sesenta cuando se levantó la presa de Belesar. Si asoma la estructura del puente antiguo es que el embalse va a medio gas. Y cuando se ven las ruinas del viejo Portomarín, ya se puede hablar de sequía.

Belesar guardaba ayer 612 hectómetros cúbicos de agua, el 93 % de su capacidad. La media de todos los embalses de la cuenca Miño-Sil es del 92 %. Hace exactamente un año apenas superaba el 50 % y la media del último decenio está en el 72 %, según la web Embalses.net. Este es un año excepcional, sobre todo para las compañías eléctricas.

La Voz de Galicia