Guía de iniciativas locales por la recuperación de anfibios

Ayudar a los anfibios, el grupo animal más amenazado, no requiere grandes y costosos proyectos. Para mejorar su estado de conservación bastan medidas tan sencillas como recuperar una fuente o construir una pequeña charca. La guía de iniciativas locales para los anfibios de WWF, “Pequeños proyectos para un gran beneficio”, ofrece las claves para restaurar el hábitat de los anfibios a escala local.

Hyla_arborea01Ranita de San Antonio (Hyla arborea)/Wikipedia

 

Un tercio de las especies de anfibios están catalogadas bajo alguna categoría de amenaza. Ranas, sapos, salamandras o tritones son especialmente sensibles a los rápidos cambios ambientales actuales, y están en declive debido a la destrucción de su hábitat, los cambios en el clima o la transmisión de enfermedades. A pesar de su vital importancia ecológica, estos pequeños animales son los grandes olvidados de la conservación.

Con la meta de volver a llenar las noches de primavera y verano del croar de las ranas, WWF ha elaborado una guía para orientar a las entidades locales que quieran ayudar a los anfibios en su entorno más cercano. La guía incluye toda la información necesaria para llevar a cabo actuaciones como la restauración de una charca, la adaptación de abrevaderos, o la creación de puntos de agua temporales. Con esta guía WWF quiere demostrar que actuaciones sencillas y con un coste muy modesto pueden tener resultados muy positivos en la conservación de este grupo animal.

En paralelo a la guía, y en el marco del proyecto de conservación de anfibios desarrollado en colaboración con la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, WWF convocó el concurso “Rana busca charca” para premiar la mejor iniciativa local en favor de estos animales. Un total de 62 ayuntamientos de toda España han presentado sus propuestas, la mayoría de ellas ideadas y desarrolladas en colaboración con asociaciones locales. La Red de Gobiernos locales por la Biodiversidad de la Federación Española de Municipios y Provincias ha colaborado en la difusión de esta iniciativa.

En las próximas semanas, un jurado formado por técnicos de WWF y expertos de la Asociación Herpetológica Española elegirá la iniciativa ganadora, que recibirá una ayuda de hasta 2.000€ para llevar a cabo sobre el terreno su proyecto de conservación.

Las propuestas proceden de casi toda la geografía nacional. Destaca la región mediterránea, con 15 iniciativas de ayuntamientos catalanes, y 11 de la Comunidad Valenciana, 4 de la Región de Murcia y 8 de Andalucía. El centro peninsular también aglutina muchas de las iniciativas presentadas, con 10 ayuntamientos de Castilla y León, 6 de la Comunidad de Madrid y 3 de Castilla La Mancha. Las propuestas proceden tanto de pequeños municipios como de ciudades como Santander o Huelva.

Muchas de las iniciativas presentadas contribuyen a poner en valor el patrimonio natural y el cultural de los pueblos, mediante la recuperación de antiguas fuentes o acequias. Otros denominadores comunes son la sensibilización y la implicación social, con la participación de voluntarios y la población local en los proyectos. Algunas iniciativas también implican a los ganaderos y agricultores para conservar las charcas temporales, vitales para la reproducción de los anfibios, a través de la aplicación de buenas prácticas.

Descarga

Guía de iniciativas locales por la recuperación de anfibios

WWF

Noticias relacionadas:

WWF-Adena orienta a los ayuntamientos para proteger a los anfibios