El Gobierno autoriza el contrato de las obras de renovación del tercer tramo del Canal de Murcia por un importe de 13,9 millones de euros

El Consejo de Ministros ha autorizado hoy, a propuesta del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) y a través de  la Mancomunidad de los Canales del Taibilla, la firma del contrato de las obras correspondientes al tercer tramo del proyecto de renovación del Canal de Murcia, entre los términos municipales de Molina de Segura y de Murcia, por un importe de más de 13,9 millones de euros.

 

Regadío 1_tcm7-218401_noticia

Las obras aprobadas permitirán continuar los trabajos de modernización del Canal, una infraestructura con más de 60 años de servicio y vital para la zona, dado que se encarga de suministrar agua a los principales núcleos de la comarca de la Vega Media del Segura, entre ellos la propia Murcia y todo su entorno urbano (Molina de Segura, Alcantarilla, Alguazas, Torres de Cotillas, Ceutí y Santomera), con una población superior a los 500.000 habitantes.

Los trabajos de renovación consisten, fundamentalmente, en la ejecución de una nueva tubería de aproximadamente 14 kilómetros y diámetro de entre 1.200 y 1.000 milímetros, según los tramos, que discurrirá enterrada y de forma casi paralela al actual Canal de Murcia, junto a una elevación de agua en Espinardo, así como de un depósito intermedio donde se localizan las tomas más importantes que permitan regular la explotación.

ACTUACIONES EN EL TRAMO III

Dada la complejidad y el volumen de actuaciones a acometer, el proyecto ha sido segregado en tramos, que incluyen, además de las obras del tramo III,  la conducción para el transporte de agua entre Molina de Segura y Murcia, los elementos necesarios para su correcto funcionamiento (tomas y chimenea de equilibrio), y su conexión con el sistema definido en el proyecto de estación de bombeo para la renovación del Canal de Murcia. 

Esta actuación solucionará los problemas detectados en la actual infraestructura hidráulica y garantizará el abastecimiento a la comarca, posibilitando además la incorporación de recursos de agua desalada a través de la construcción de una nueva conducción paralela al actual Canal de Murcia que conecte los depósitos de Espinardo, donde finaliza, con el Canal del Segura.

El proyecto contempla, además, la reversibilidad de la conducción para que pueda trasportar agua desde la potabilizadora de Sierra de la Espada hacia Murcia (por gravedad), y desde Murcia hacia el Canal de Segura (de forma impulsada), posibilitando así el suministro a la Comarca de la Vega Media tanto de agua superficial como de agua desalada, solucionando los problemas de capacidad existentes en la actualidad, ya que la nueva conducción se sumaría a la del Canal de Murcia que quedaría igualmente en servicio. 

LICITACIÓN DE LOS TRAMOS I Y II

La actuación aprobada hoy se suma a la renovación de los tramos I y II del Canal, licitados por el MAGRAMA, a través de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla, el pasado mes de junio, por un importe total  de 20,9 millones de euros.

Estos trabajos, cofinanciados en un 80% con Fondos Feder, tienen el objetivo de mejorar los 81,6 primeros kilómetros del Canal de Murcia.

MAGRAMA