La Generalitat plantea una subida del canon del agua del 7,2% en 2014

El Consejo de Administración de la Agencia Catalana del Agua (ACA) planteará hoy miércoles una subida del 7,2% en el canon del agua, la tasa incorporada en el recibo con la que se financia la construcción y el mantenimiento de las obras hidráulicas de Cataluña. El efecto directo de esa decisión será un aumento del 2% en la factura, que se añadirá al de otras medidas, como la subida aprobada hace dos semanas sobre el agua que Aguas Ter-Llobregat (ATLL) vende a los suministradores finales. En ese caso, la tarifa se ha incrementado un 4,9%, lo que tendrá un impacto en el recibo de alrededor de un 1%.

 

1383078585_860008_1383089599_noticia_normalAbrir el grifo será más caro el próximo año. / JOAN SÁNCHEZ

 

El fuerte incremento del canon del agua para este año responde a dos cuestiones. La primera, que la subida de 2014 recoge el incremento previsto para el año pasado, que tenía que ser del 5,2% y no se efectuó porque la Generalitat prorrogó sus presupuestos, y el del próximo ejercicio, marcado en un 2%. El segundo motivo es el Plan Económico-Financiero presentado por la ACA en marzo pasado, y que reconocía la necesidad de subir el canon del agua un 25% entre 2013 y 2018 para mejorar ingresos y enjugar la abultada deuda de la ACA, que al cierre de 2012 era de 1.141 millones de euros. El incremento, además, llega mientras el Gobierno catalán determina la posible privatización en diferentes bloques de las depuradoras existentes en Cataluña.

Tanto el canon del agua como las tarifas que cobra ATLL por la gestión del agua en alta —la que lleva hasta los depósitos municipales— tienen influencia en lo que pagan las familias. Mientras que el canon lo pagan directamente las familias y las industrias en sus recibos del agua, la tarifa de ATLL afecta indirectamente al precio del agua que les cargan sus suministradoras, que compran a la empresa privatizada la mayor parte del líquido que después distribuyen a los hogares.

Leer artículo completo en El País