Málaga fomenta el consumo responsable de agua con las nuevas tarifas

El actual sistema de facturación del suministro de agua en Málaga se rige por bloques y no tiene en cuenta el número de personas que residen en un domicilio. Este modelo cambiará en breve. A partir del 1 de noviembre, las personas empadronadas en una vivienda se convertirán en un elemento esencial a la hora de calcular el recibo, que será más elevado para los hogares con uno o dos miembros (el 25% de las viviendas de la capital) y más reducido para los abonados domésticos con tres o más personas empadronadas en el inmueble.

 

 

Banner_Nueva_Factura2EMASA

 

La recaudación por abastecimiento prevista por la empresa municipal Emasa para 2014 es la misma que la del actual ejercicio, unos 64 millones de euros, y el precio del agua se congela.

Ahora se trata igual a la vivienda en la que reside una persona que gasta, por ejemplo, 10 metros cúbicos de agua que al domicilio en el que viven tres personas que tienen un consumo similar. Eso es lo que va a cambiar. Según el concejal de Medio Ambiente, Raúl Jiménez, los objetivos son establecer un sistema “más justo” y fomentar el “consumo responsable”. Existe, además, una recomendación del Defensor del Pueblo Andaluz para que las tarifas se calculen en función de las personas que utilizan el servicio, un modelo que ya aplica Sevilla.

Leer artículo completo en El Pais