Flix desembalsa agua en el tramo final del Ebro para eliminar algas

El sistema de embalses de Mequinenza, Ribarroja y Flix, en el tramo bajo del río Ebro, liberará este jueves parte de las reservas de agua acumuladas de forma extraordinaria durante los últimos temporales, para frenar así la proliferación de la vegetación acuática.

 

 

Flix desembalsa agua De este modo, entre las 8.00 y las 20.00 horas está previsto que el caudal llegue a alcanzar como máximo los 1.450 metros cúbicos por segundo, ha informado la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) en un comunicado, en el que también indica que el desembalse cumple con el protocolo fijado con Endesa, que gestiona la generación de electricidad en estos embalses.

De hecho, a pesar de que este tipo de operaciones se desarrollan en primavera y otoño, en función de la disponibilidad de las reservas de agua, en esta ocasión se avanzará unas semanas “para aprovechar los caudales de la crecida”.

Los efectos de la crecida, que se realizará de forma progresiva, se notarán especialmente en el meando de Flix, Ascó y Vinebre, y está previsto que a partir de Mora d’Ebre la laminación natural del aumento de caudal disminuya su efecto.

Las últimas lluvias han llevado al Ebro a experimentar fuertes crecidas, con un caudal máximo registrado en Castejón de 2.235 metros cúbicos por segundo, y que en la cola final de Mequinenza será de entre 1.700 y 1.800 a partir de esta madrugada.

Fuente: EUROPAPRESS