Firmas privadas se unen para recuperar humedales

Recientemente se anunció la creación de una alianza en la que participan el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el Instituto de Investigaciones Biológicas Alexander Von Humboldt, el Instituto Geográfico Agustín Codazzi y el Ideam, que otorgará un total de $67.000 millones para delimitar páramos y humedales de cuencas impactadas por el fenómeno de La Niña.

 

humedales0307-1000

De acuerdo con la información emitida sobre este convenio, la idea es elaborar los insumos técnicos y las recomendaciones necesarias para hacer dichas delimitaciones, adicionalmente, se espera reducir el riesgo de varias cuencas.

Por otra parte, explicaron las directivas de las firmas adscritas, evidenciar los límites también permite que sea más fácil para la población entender que en las zonas de humedales “no se deben permitir asentamientos humanos, ni usos agropecuarios o actividades que puedan afectar estos ecosistemas durante épocas invernales”.

Pero los esfuerzos van más allá del sector público e involucran también a las empresas privadas, de hecho, la semana pasada Coca Cola Femsa anunció que hará parte del plan ‘Padrino de Humedales’ de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR).

Dentro del programa, la firma ha decidido apadrinar el humedal “Los Patos” que está ubicado en Tocancipá y cuenta con tres hectáreas. Esta zona hace parte de la cuenta alta del Río Bogotá, explicó la compañía.

El proceso empezó con la fijación del plan de restauración el pasado 28 de febrero con una visita del equipo encargado, al humedal.

De acuerdo con Silvia Barrero, Vicepresidente Legal y de Asuntos Corporativos de Coca-Cola Femsa, los programas que se van a desarrollar en ese lugar estarán enfocados a tres frentes estratégicos: uso sostenible, conservación y conocimiento. Con esto, señaló, se busca fortalecer el vínculo público-privado para “proteger, conservar y recuperar las condiciones ambientales de los humedales del territorio CAR, con acciones tendientes a su mejoramiento, restauración y conservación”.

Según Barrero, con ese panorama se tomarán las siguientes acciones: promover el uso de sistemas sostenibles de manejo, compra de predios para la protección y la restauración, tomar medidas que incidan sobre la reducción de los factores que provocan el deterioro del humedal, hacer investigaciones relacionadas con la biodiversidad de ese lugar y su recuperación. Finalmente, se estimularán las actividades eco y etnoturísticas.

Con respecto a la inversión que realizarán en este proyecto indicó que todavía no se tiene una cifra exacta, pues el comité técnico aún está haciendo las evaluaciones correspondientes para determinar las inversiones que se deben realizar en “Los Patos”.

Al referirse a la posibilidad de extender este apadrinamiento a humedales ubicado en otros lugares de Colombia, Barrero indicó que “inicialmente el proyecto de la CAR está planteado para los humedales de la jurisdicción de la corporación Autónoma Regional de Cundinamarca. Pero, en caso de que otras autoridades ambientales del país desarrollaran programas similares para la protección de fuentes hídricas y ecosistemas como los humedales, hallarán siempre en Coca-Cola Femsa un aliado”.

Los planteamientos del Plan Padrino de la CAR

De acuerdo con la información oficial de la institución, es necesario prestar atención al problema de los humedales, pues de las 50.00 hectáreas que había en Bogotá en 1950 como territorio de humedales, hoy solo hay 800 hectáreas. Así mismo, explican que dentro del territorio CAR hay 200 humedales. De tratarse estos ecosistemas, señalan en el proyecto, se podrían obtener beneficios económicos relacionados con el abastecimiento de agua, agricultura, pesca, posibilidades de recreación y turismo, oferta de materias primas, recursos energéticos (hidroeléctricas y material vegetal, entre otros) y transporte.

La República