FACSA y la Diputación Provincial trasladan la cultura del agua a diferentes municipios de la provincia

FACSA, la empresa privada española con más experiencia en la gestión del ciclo integral del agua, en colaboración con la Diputación Provincial de Castellón, ha llevado a cabo una campaña divulgativa en diversos municipios del interior de la provincia de menos de 5.000 habitantes para sensibilizar a la población, en especial a los más pequeños, sobre la necesidad de hacer un uso racional de este recurso natural, tan escaso como básico para la vida

Profesionales de FACSA se han desplazado a las localidades de Albocàsser, Atzeneta, Eslida, Jérica y Montán para, a través de material didáctico diverso, como un vídeo de animación en 2D, un cómic, exposiciones y sencillos experimentos, lograr que los niños y niñas de Infantil y Primaria conozcan, de manera amena y sencilla, en qué consiste el ciclo integral del agua y sus diferentes fases (captación, distribución, abastecimiento, saneamiento y depuración), de manera que puedan contribuir a fomentar el desarrollo sostenible y a mejorar su entorno más inmediato.

El diputado responsable del Ciclo Integral del Agua, Juan Bautista Juan, ha recordado que “la Diputación Provincial de Castellón garantiza la depuración del agua en toda la provincia, con el objetivo de que incluso en la localidad más pequeña el agua no se convierta en un problema y sí en un una fuente de oportunidades para el desarrollo de los municipios”.

Así, ha remarcado la “importancia” de conseguir que “tomemos conciencia de la importancia que tiene el agua y lo difícil que es muchas veces su abastecimiento”. “En esa línea, fomentamos estos cursos con FACSA, porque son la mejor garantía de que en el futuro el abastecimiento de agua siga siendo un servicio sostenible”, ha declarado Juan Bautista Juan.

“Educar a la población y, en especial, a los más pequeños en el uso responsable de este recurso, tan vital y básico para la vida como escaso, resulta fundamental para contribuir a la conservación del medio ambiente y generar una conciencia colectiva sobre la necesidad de aprovechar al máximo el agua”, han explicado representantes de FACSA, en relación a dicha actividad.

Y es que la iniciativa, además de promover una serie de hábitos respetuosos relacionados con el uso del agua, tanto desde el punto de vista del ahorro como desde la calidad, forma parte del compromiso de FACSA de comunicar el valor de este recurso y potenciar entre la ciudadanía la educación para favorecer su gestión sostenible.