Expertos afirman que España lidera el uso eficiente de agua en la agricultura de riego

Expertos de la Real Academia de Ingeniería y de la Real Academia de Ciencias afirmaron ayer en una jornada dedicada al agua que España es líder en su uso eficiente en la agricultura de riego, y advirtieron del reto que supondrá el aumento de temperaturas.

 

Ponentes de la jornada sobre el agua. Fuente: RAI.

(EUROPAPRESS) Ingenieros de la Real Academia de Ingeniería (RAI) y la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales han afirmado este martes que España es “líder” en la ciencia y la técnica necesarias para un uso eficiente del agua en la agricultura de riego, al tiempo que han abogado por “seguir avanzando” ante futuros retos, en el marco de unas jornadas sobre el agua.

En esta línea, el presidente de la RAI, Elías Fereres, ha asegurado que se han producido “grandes avances” en el regadío español en los últimos veinte años de manera que, a grandes rasgos, se ha reducido a la mitad la cantidad de agua de riego necesaria para producir un kilo de alimentos. Además, ha destacado que España es “el primer país europeo en publicaciones científicas sobre este tema y el tercero a nivel mundial detrás de Estados Unidos y China”.

Sin embargo, Fereres ha apuntado a la necesidad de “seguir avanzando” porque, a su juicio, la agricultura española tendrá que adaptarse a “escenarios de mayores temperaturas”, lo que “en principio” conlleva una mayor demanda hídrica de los cultivos. Aún así, según ha añadido, “el mayor riesgo” para los agricultores es que aumente la frecuencia de “acontecimientos extremos” como las sequías, porque frente a ellos se pueden defender “mucho peor” que frente a un aumento progresivo de las temperaturas.

Por todo ello, Fereres ha indicado que hay que apostar por “más ciencia, más técnica, más preparación de los agricultores y, si se consigue que mejoren las predicciones meteorológicas a medio plazo, un mejor manejo de las reservas de agua”. “Tenemos suficiente conocimiento y técnica para hacer una agricultura de riego que sea más productiva y más amigable con el medio ambiente, y si eso se prima el resultado será muy positivo para la sociedad y para  la conservación de la naturaleza”, ha aseverado.

Ambas academias han organizado esta reunión porque los recursos de agua dulce son finitos y la demanda del planeta aumenta sin cesar. En este contexto, la agricultura es “el principal consumidor” de agua, ya que utiliza más de dos tercios del total global, una proporción que pasa alcanza un 85 por ciento en muchos países áridos y que en España se acerca a un 75 por ciento. Además, las fluctuaciones en las precipitaciones, con periodos de extrema sequía a inundaciones catastróficas, contribuyen a desequilibrar el balance entre suministro y demanda.

 

¿Quieres recibir esta y mucha más información de forma gratuita directamente en tu correo electrónico? Subscríbete en nuestro boletín digital