Vuelve la avioneta que evita que llueva

«Próximamente» interpondrán una nueva denuncia ante la Fiscalía Provincial de Medio Ambiente en Almería, ya que la anterior fue archivada por falta de pruebas concluyentes.

Fotografía: Bill Larkins | ALMERÍA Hoy

La asociación AVIAL —Asociación almeriense en defensa de la salud y el medio ambiente y contra sistemas ‘quitalluvia— va a volver a llevar ante la Fiscalía los presuntos vuelos que se estarían produciendo en suelo almeriense en particular, y en todo el litoral mediterráneo español en general, con la única finalidad de «evitar que llueva», según denuncian desde este colectivo y otros similares repartidos desde Granada hasta Cataluña.

En el caso del colectivo almeriense AVIAL, su vicepresidente, Agustín Jiménez, ha explicado a ALMERÍA HOY que «próximamente» van a interponer una nueva denuncia ante la Fiscalía Provincial de Medio Ambiente, ya que la anterior fue archivada por falta de pruebas concluyentes.

Según nos cuenta Jiménez, actualmente sólo hay diligencias abiertas para esclarecer el misterio de las avionetas ‘antilluvia’ en la región de Murcia, donde la Fiscalía, que también había archivado una denuncia previa, se vio obligada a reabrir el caso después de que otra plataforma —Salvemos la Biosfera— aportara diversos análisis de tierra y de agua que, supuestamente, evidenciaban una alteración química de las muestras recogidas, y que estaría producida por «fumigaciones con diversos componentes químicos para evitar precipitaciones».

Agustín Jiménez nos relata que también en la provincia de Almería se han obtenido pruebas similares, pero que no son válidas legalmente. En ese sentido, habla de «análisis de agua de lluvia en los que se ha encontrado yoduro de plata» y «con un porcentaje bastante alto», y que se habrían realizado en el término municipal de Albox. Aquello, narra Jiménez, ocurrió hace un par de años. «Lo que pasa es que, para que sea válido legalmente, tiene que seguir una cadena de custodia que no se siguió, como que lo recoja el Seprona, que lo custodie juzgado, etcétera».

Leer artículo completo en ALMERÍA Hoy