“Tenemos un desafío en el ciclo del agua”

La patronal de las grandes constructoras defiende la necesidad de seguir invirtiendo en infraestructuras, pese a la crisis, para que España no pierda el tren de la competitividad.

 

 

Juliá Núñez, presidente de SEOPANJuliá Núñez, presidente de SEOPAN

El sector de la construcción comienza a remontar en España tras siete de años de durísima crisis. Su patronal, Seopan, acaba de publicar un informe elaborado conjuntamente con la consultora A. T. Kearney en el que pone de manifiesto que España necesita invertir 38.000 millones de euros anuales en la construcción de nuevas infraestructuras y la conservación de las actuales, para no perder el tren de la competitividad. El presidente de la organización, Julián Núñez considera que es “una cuestión por encima del debate político que España debe abordar en el largo plazo y que no puede quedar sujeta a los cambios de Gobierno

Extracto de entrevista a Julian Núñez

. . . . . .

– ¿Algo que ahora no se ve en España?

– Ahora mismo habría alguna incertidumbre por el panorama electoral. También hay cuestiones como pueden ser las autopistas en concurso, pero estoy convencido de que se resolverán de forma satisfactoria. Hay mucho interés por invertir en nuestro país, por ejemplo en aguas, pero no tenemos proyectos concretos donde ubicarlos.

– España lanzó hace diez años un plan muy ambicioso de desalación pero lo incumplió.

– Yo creo que hubo un cambio de criterio. Se derogó el Plan Hidrológico Nacional y en lugar de trasvases, se apostó por fomentar la reutilización de aguas residuales y los proyectos de desalinización. Las desalinizadoras se construyeron y están funcionando, aunque en un grado de operación por debajo del previsto inicialmente. Ahí tenemos un desafío. El ciclo integral del agua es el área más clara donde tenemos un déficit inversor. Tenemos sanciones de la Comisión Europea. Aún tenemos 800 municipios de más de 2.000 habitantes que no disponen de un sistema de depuración. Ese es el gran reto y ahí hay que invertir en los próximos diez años del orden de 20.000 millones de euros para ponernos al día en el cumplimiento de la normativa europea. Es una cuestión social y de salud pública.

Leer entrevista completa en Diario de Sevilla

 


banner-edar-pie-post