Lucha contra la expansión del mejillón cebra en el Bajo Genil

La Diputación de Córdoba y la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) van a suscribir un acuerdo con el fin de “instrumentar la colaboración, cooperación y la coordinación necesaria” para “la puesta en marcha y desarrollo”, durante tres años, de “un Programa de Medidas Preventivas y de Control de la Especie Invasora ‘Dreissenapolymorpha’ (mejillón cebra) en el bajo Genil, en embalses próximos y en diversas infraestructuras hidráulicas en el ámbito de la cuenca del Guadalquivir”.

 

mejillonMejillón cebra

 

Según recoge el texto del acuerdo, al que ha accedido Europa Press y cuya firma ya aprobó el Pleno de la Diputación, esta estrategia se hace necesaria ya que “en los últimos años viene detectándose en la cuenca del Guadalquivir una creciente presencia” del mejillón cebra, “convirtiéndose en una especie de indiscutible peligro para las infraestructuras de suministro de agua” y, por eso, desde la CHG “se considera prioritaria la realización de acciones para el control de dicha especie, dado que su invasión puede dar lugar a nefastas consecuencias de carácter ambiental y económico”.

En ese sentido, ya en el año 2012 la CHG se puso en contacto con la Empresa Provincial de Aguas de Córdoba (Emproacsa), dependiente de la Diputación, para advertir de la posible presencia de dicha especie en el embalse de Iznájar, con objeto de preservar la captación y suministro de agua potable en el Sur de la provincia de Córdoba.

Para dar respuesta a dicha problemática, la Diputación, a través de Emproacsa, viene desarrollando en los últimos tiempos el proyecto ‘Medidas preventivas para el aseguramiento del abastecimiento y la calidad del agua suministrada en la provincia de Córdoba: control de la especie invasora ‘Dreissenapolymorpha’ (mejillón cebra) en las captaciones de agua del embalse de Iznájar‘, dada la máxima prioridad que desde la institución provincial se le otorga a la lucha contra esta especie invasora, para preservar sus infraestructuras hidráulicas.

Por eso, Diputación y CHG han decidido unir sus fuerzas en la lucha contra el mejillón cebra y crearán un equipo de trabajo conjunto para llevar a cabo acciones tales como el “establecimiento de puntos de control de la especie”, para lo cual se llevarán a cabo “análisis físico-químicos y biológicos” y la “caracterización térmica de los embalses”, sobre “la mayor extensión territorial posible”.

Leer artículo completo en ECOTICIAS