Las Tablas de Daimiel, inundadas por completo

Las Tablas de Daimiel atraviesan uno de los momentos más dulces de los últimos 30 años porque ese es el tiempo que ha pasado desde la última vez en la que el humedal estuvo encharcado en su totalidad. La noticia se confirmó el pasado viernes en el pleno que el Patronato Rector del parque celebró en Villarrubia de los Ojos, bajo la presidencia de Sebastián García.

 

daimielLas tablas de Daimiel están completamente llenas de agua

 

Sebastián García confirmó a los medios de comunicación que la inundación es absoluta, a pesar incluso de la sequía vivida durante la pasada primavera. Los ríos Cigüela y Azuer han dejado de aportar agua, el Guadiana continúa haciéndolo por su afloramiento natural y su cauce de aguas subterráneas, con un afloramiento permanente desde el Molino de la Máquina hasta el Molino de Griñón.

 

MEJOR SITUACIÓN
Respecto a la calidad del agua, García admitía que «es mejorable», aunque reseñaba también que este año no hubiera habido episodios de «contaminación extrema».

El presidente también adelantaba que se trabajará desde el Patronato «para solucionar el problema de la escasa superficie de plantas subacuáticas registrada en el Parque, junto con la restauración de su hábitat terrestre a través de trabajos de reforestación».

En cuanto a la fauna, reseñaba el asentamiento de la cría de garza imperial en el parque y la consolidación de las especies de espátula y morillo.

Leer artículo completo en diario ABC