La lucha por la gestión pública del agua se recrudece

  • Las plataformas impulsoras de IniciativaAgua2015 y AEOPAS fomentan una moción para la adhesión de entidades locales al Pacto Social por el Agua.

  • La aprobación de la iniciativa ciudadana en el Parlamento Europeo reabre el debate sobre la remunicipalización del servicio.

  • El intento de que el Ayuntamiento de Cádiz se sumara al pacto acabó en bronca entre José María González Kichi y Francisco González, portavoz del PSOE.

millones-personas-carecen-acceso-potable_EDIIMA20150318_0382_4

La aprobación por el Parlamento Europeo de la iniciativa ciudadana para la defensa del derecho al agua vuelve a situar en el foco otros intentos nacionales, regionales o locales similares. Varias plataformas y mareas y la Asociación de Operadores Públicos de Agua y Saneamiento ( AEOPAS) llevan meses presentando a los partidos políticos un modelo de moción en la que se pide que los ayuntamientos se adhieran al Pacto Social por el Agua en defensa de la gestión pública. PSOE, IU y Podemos parecen ver con simpatía la idea, que debe superar, sin embargo, las barreras de la política local. El intento en Cádiz acabó en una bronca política, mientras que el Pleno del ayuntamiento de Sevilla aprobó la incorporación al pacto la semana pasada.

El Pacto por el Agua, suscrito por unas 300 organizaciones, pretende la gestión pública del agua y el establecimiento de una cantidad mínima (entre 60 y 100 litros por persona y día) garantizada incluso en caso de impago. No existen datos oficiales, pero AEOPAS calcula que se producen unos 500.000 avisos de corte por impago cada año, el 30% más que hace cuatro años. Las cifras habrían empeorado en paralelo a la privatización del servicio, acentuada por los problemas de financiación de las entidades locales, que han obtenido generosos ingresos a cambio de la concesión de la gestión del ciclo urbano del agua y el saneamiento. El agua está considerada un derecho humano por la Asamblea General de Naciones Unidas desde 2010.

Según AEOPAS, en torno al 57% de la población española se abastece ya a través de sociedades privadas o mixtas. Sin embargo, la tendencia global va a en sentido opuesto, según la asociación, que esgrime casos emblemáticos: Berlín, París, Budapest, Atlanta están entre las ciudades que han recuperado la gestión pública. En Andalucía, destaca la remunicipalización en Medina Sidonia (Cádiz), Lucena (Córdoba) y en 22 pueblos de Sevilla agrupados en la empresa hoy enteramente pública Aguas del Huesna. Vitoria aprobó recientemente la adhesión al pacto, y ciudades como Santiago de Compostela, gobernadas por nuevos actores políticos, parecen decididas a recuperar el servicio cuando expire la concesión a empresas privadas o mixtas.

banner-edar-pie-post