La Comisión Europea pide que se prohíba el baño en 58 playas y ríos españoles

34 de las 31 zonas en las que Bruselas exhorta a su cierre permanentemente están en España.

 

playas cerradas

La Comisión Europea reclama prohibir el baño en 29 playas y 29 ríos españoles por la mala calidad del agua. De todos ellos, el Ejecutivo comunitario considera que un total de 31 deberían cerrarse permanente por la mala calidad de las aguas en el último lustro. En total, Bruselas desaconseja el baño en 383 zonas de toda Europa que registran una calidad de agua “pobre” o no apta para el baño en 2015. Del total de zonas desaconsejadas, la Comisión considera que deben cerrar 34. Todas menos tres están en España.

El informe sobre la calidad de la aguas en la UE publicado este miércoles sitúa a España como el tercer país de la UE con más zonas no aptas para el baño en 2015, sólo por detrás de otros dos países de su entorno: Italia y Francia, con 95 cada uno. En el documento, el Ejecutivo comunitario alerta del deterioro “significativo” en la calidad de las aguas de baño en 2015 respecto al año anterior en España”.

“Una prohibición permanente o un consejo permanente contra el baño debe establecerse en los lugares de aguas de baño clasificadas como pobres durante cinco años consecutivos”, señalan las instituciones europeas en su informe de 2015. Las otras tres zonas para las que Bruselas pide un cierre permanente se encuentran dos en Dinamarca y uno en Suecia.

En todo caso, el informe señala que el deterioro “más significativo” en la calidad de las aguas de baño en el último año se ha registrado en Francia, donde 29 zonas de baño han dejado de ser aptas para el baño en 2015 de las 76 en toda Europa, cuando apenas un año antes cumplían al menos los requisitos de calidad mínimos. Pero también ha alertado de un deterioro “significativo” en España, Italia y Países Bajos, con una decena o más lugares en cada país donde la calidad del agua ha pasado a ser no apta.

En cambio, un total de 125 zonas de baño en el conjunto de Europa dejaron de ser no aptas para el baño al cumplir al menos los requisitos de calidad mínimos, entre ellas 20 en España, que se sitúa como el tercer país donde también se ha mejorado en más puntos la calidad de las aguas de baño, por detrás de Francia (32) e Italia (24).

Leer artículo completo en EL PAÍS