La alerta por la sequía ya afecta a una población de 1,9 millones de personas

Las cuatro comarcas alicantinas que dependen del Júcar arrastran de cuatro meses a un año de emergencia.

 

sequia360

La extrema aridez de las tierras ha obligado a abandonar algunos cultivos de la Vega Baja

Las cuatro comarcas alicantinas que dependen del Júcar arrastran de cuatro meses a un año de emergencia
La alerta por la sequía ya afecta a una población de 1,9 millones de personas
juan carlos soler
La extrema aridez de las tierras ha obligado a abandonar algunos cultivos de la Vega Baja

LA sequía se ha convertido en un problema acuciante y con situación de emergencias y alerta para más de 1,9 millones de personas en la Comunidad Valenciana que viven todo el año o pasan una temporada en las cuatro comarcas alicantinas que dependen de los recursos de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ). Así queda reflejado en el último «Informe de seguimiento de indicadores de sequía en el ámbito territorial de la confederación» de este organismo, con fecha de 31 de julio.

Precisamente el área donde la situación es más crítica -La Marina Baja- experimenta en estos momentos la mayor demanda de agua de todo el año, con Benidorm como capital autonómica del turismo y varios municipios próximos en plena temporada estival, en un año que se presenta como de récord histórico en número de visitantes. En esta comarca la escasez de recursos hídricos se ha agravado desde esta primavera, igual que en Serpis, lo que además evidencia que el problema no se circunscribe exclusivamente al litoral, sino que también afecta al interior, ligeramente más lluvioso, en general.

Donde más tiempo se mantienen en la situación de emergencia con alerta roja es en La Marina Alta, donde llevan todo el año hidrológico con la voz de alarma, desde septiembre de 2014 hasta la actualidad. Estas tres zonas se encuentran en emergencias (alerta roja) según la evaluación de los expertos de la CHJ. Y salieron en abril de esta consideración en la demarcación más poblada de la provincia de Alicante, el Vinalopó-Alacantí, donde en junio incluso remontaron en volumen de recursos gracias a un trasvase de 15 hectómetros cúbicos autorizado por el Ministerio de Medio Ambiente (junto con otros cinco para La Marina Baja). No obstante, en el Vinalopó-Alacantí están en alerta naranja.

Leer más en ABC.es