El reparto del agua en la cuenca del Guadalquivir

El uso agrario se lleva casi el 90% de este valioso recurso natural. El resto del agua se consume para abastecimiento, industria y energía.

 

arboles360Olivar de la zona de Genil

La foto fija del destino del agua dulce en la cuenca del Guadalquivir muestra claramente que las tierras de regadío se llevan casi toda el agua de la Demarcación, cuya gestión recae en la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir dependiente del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente.

El agua dulce que discurre por el Guadalquivir se reparte en cuatro usos principales, entre los que destaca sobremanera el uso agrario, que consume nada menos que el 87,9% de todos los recursos hídricos de la cuenca. Le siguen los usos de abastecimiento, industrial y energía. Los datos pueden consultarse en el nuevo plan hidrológico de la demarcación del Guadalquivir que se está tramitando para el horizonte temporal que va desde el año 2015 al 2021 y que debe entrar en vigor en 2016.

El gran consumo agrario de agua se debe a que la superficie de regadío casi se ha duplicado en las dos últimas décadas. En la actualidad hay 854.056 hectáreas de superficie regable mientras en 1992 únicamente había 520.000, según datos oficiales de la Confederación Hidrográfica. La demanda agraria comprende la demanda agrícola, así como la forestal y ganadera.

En segundo lugar, el agua dulce se dirige al abastecimiento de la población, que se bebe un 9,98% del total de este valioso recurso. El abastecimiento urbano comprende el uso doméstico, la provisión a servicios públicos locales e institucionales, el turismo urbano y el servicio de agua para los comercios e industrias ubicadas en el ámbito municipal que se encuentran conectadas a la red de suministro.

El uso industrial absorbe el 1,14% del agua de la cuenca. Los usos industriales comprenden las actividades de la industria manufacturera, excluyendo las actividades extractivas, energéticas y relativas a la construcción. En la demarcación del Guadalquivir el municipio que más demanda industrial posee es Puertollano (Ciudad Real) con 13,92 hm3/año, lo que supone cerca del 32% de la demanda industrial total de la cuenca. En la demanda por superficie, Castilleja de la Cuesta (Sevilla) presenta un mayor valor superando los 1000 m3/ha. Valores también elevados presenta Sevilla (610 m3/ha) y área metropolitana de Sevilla, Puertollano (590 m3/ha) y municipios del entorno de Granada como Maracena (880 m3/ha) o Armilla (730 m3/ha).

Leer más en diariodesevilla.es