El pacto del agua… en dique seco

La sequía llega en un momento en el que faltan acuerdos políticos para lograr un pacto nacional del agua

 

Embalse de Fuensanta en periodo de sequía / laopiniondemurcia.es

La ausencia de lluvias y las altas temperaturas que soportan varias comunidades reabren el debate sobre la vulnerabilidad del país ante la sequía, lo que contrasta con la falta de acuerdos políticos para lograr un pacto nacional del agua.

Los expertos advierten de que el cambio climático complicará las soluciones y la incertidumbre pesa sobre 3,47 millones de hectáreas de regadío, que aportan casi el 60% de la renta agraria nacional.

Para Cooperativas Agro-alimentarias, alcanzar un gran pacto nacional del agua debe ser una de las prioridades de la legislatura.

Defiende la creación de un foro sectorial que aborde estudios que “mejoren la ya eficiente utilización de los recursos no convencionales, como la desanilización y la reutilización de aguas regeneradas, para seguir cooperando en un uso sostenible del agua”.

Dicho foro tendría que aportar propuestas viables de futuro para todas las comunidades autónomas, añade.

“La contaminación política del agua está dificultando que se hable del plan hidrológico nacional” y los trasvases se consideran hoy como un “tabú”, según Andrés del Campo, presidente de la Federación Nacional de Regantes (Fenacore), que adhiere a casi 700.000 agricultores.

La legislación garantiza que “el agua es de todos; no de quien la tiene más cerca” pese a las lecturas “localistas”, afirma Del Campo, quien se muestra partidario de avanzar en las interconexiones ambientalmente sostenibles y utilizar mejor las aguas regeneradas y desaladas.

Leer el artículo completo en La Opinión de Murcia