El MAGRAMA ya ha suscrito el contrato para llevar agua desde los embalses de Béznar y Rules al Bajo Guadalfeo

La redacción del proyecto, adjudicada el pasado 19 de abril, supone una inversión superior a los 282.000 euros y tiene un plazo previsto de ejecución de 10 meses.

 

Presa Beznar

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, la sociedad estatal Acuamed y la Comunidad General de Regantes del Bajo Guadalfeo han celebrado hoy, en la sede del Ministerio, una nueva reunión de la Comisión de seguimiento encargada de definir las actuaciones que permitirá avanzar en la ejecución de las conducciones destinadas a llevar el agua desde las presas de Béznar y Rules (Granada) a los agricultores del Bajo Guadalfeo.

En este encuentro, el Ministerio ha anunciado que ya  ha suscrito con la empresa adjudicataria, Prointec, el contrato para la redacción del proyecto de las conducciones derivadas del sistema de presas Béznar-Rules, así como las tareas que, en relación al mismo, se acometerán de forma inmediata.

La redacción del proyecto básico, que fue adjudicada por el Consejo de Administración de la sociedad estatal el pasado 19 de abril, supone una inversión superior a los 282.000 euros y tiene un plazo previsto de ejecución de 10 meses.

El proyecto  deberá definir las actuaciones a ejecutar, y será imprescindible para llevar a cabo su evaluación de impacto ambiental, someter el proyecto a información pública y para la obtención del resto de autorizaciones pertinentes antes de la ejecución de los trabajos.

Una vez se  certifique la viabilidad ambiental del proyecto básico, se licitará la redacción de los proyectos constructivos, por una cuantía total estimada de 4 millones de euros. De esta manera el Gobierno aúna la observancia y cumplimiento de las disposiciones normativas contenidas en el Real Decreto 11/2016, de 8 de enero, por el que se aprueba el Plan Hidrológico de la demarcación hidrográfica de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas, y su compromiso con los agricultores de la Costa Tropical granadina.

Esta actuación mejorará la competitividad y la productividad de las explotaciones agrícolas de la Costa Tropical de Granada, ya que las nuevas conducciones evitarán los bombeos de agua procedentes de los pozos o de las propias presas, atendiendo así una reivindicación histórica de los regantes del Bajo Guadalfeo.