Escasez de agua también fomenta la cooperación

Cuando la Asamblea General de la ONU declaró 2013 el Año Internacional de la Cooperación en la Esfera del Agua (IWYC, por sus siglas en inglés), hace tres años, era consciente de los conflictos que podía desatar la competencia por el más crítico de los recursos finitos del planeta, escribe Thalif Deen (IPS).

 

Refugiados-agua-Sudan-Sur_JaredFerrie-IPSRefugiados cavan la tierra en busca de agua en el campamento de Jamam, en Sudán del Sur. Crédito: Jared Ferrie/IPS

 

Diferencias marítimas y por el agua han desatado enfrentamientos entre Israel y Jordania, India y Pakistán, Egipto y Etiopía, Palestina e Israel, y Bolivia, Perú y Chile.

Tomando la posta de la ONU (Organización de las Naciones Unidas), el Instituto Internacional del Agua de Estocolmo (SIWI, por sus siglas en inglés), organiza esta semana una reunión bajo el tema “Cooperación en la esfera del agua: construyendo sociedades”.

Esta vigésimo tercera reunión anual en la capital de Suecia, a la que asisten más de 2.500 delegados, concluirá este viernes 6.

Dando una nota optimista, el director ejecutivo del SIWI, Torgny Holmgren, dijo a IPS que, históricamente, el agua ha sido fuente de cooperación en más ocasiones que de conflictos.

En los últimos 50 años, señaló, hubo casi 2.000 interacciones entre países por causa del uso de cuencas fronterizas, de las cuales solo siete implicaron violencia y 70 por ciento fueron cooperativas.

“Creo que la situación futura dependerá mucho de nuestra capacidad para afrontar el desafío de la demanda de agua”, dijo Holmgren, exembajador y jefe del Departamento para Desarrollo de Políticas en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Suecia.

“Resultará fácil cooperar si somos capaces de incrementar la productividad hídrica de manera tal que podamos liberar nuestros recursos a la vez de proteger nuestro ambiente, por tanto asegurando la sostenibilidad de la oferta, permitiendo nuevos tipos de uso y nuevos usuarios”, indicó.

Pero “si no podemos manejar la demanda y la administración del agua se parece más a un juego de suma cero, entonces será todo un desafío evitar un conflicto”, añadió.

Por su parte, Irina Bokova, directora general de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), la agencia del foro mundial que supervisa el IWYC, señaló que existen numerosos ejemplos de que las aguas fronterizas pueden ser fuente de cooperación y no de conflicto.

Entre 1820 y 2007 se firmaron casi 450 acuerdos sobre aguas internacionales, 90 de los cuales establecen la administración conjunta de cuencas en el continente africano, indicó a IPS en una entrevista en marzo pasado.

Según la organización WaterAid, con sede en Londres, cerca de 768 millones de personas viven sin agua potable en el mundo, alrededor de una cada ocho. Otras 2.500 millones no tienen acceso a saneamiento.

Leer más

Periodistas en español.com