“Enterrada” la guerra del agua con el pacto del trasvase

En la sede del Sindicato de Riegos del Levante en Elche, Fabra, arropado por varios cargos del PP y los representantes de los agricultores, se ha empleado a fondo en destacar que tras siete meses de negociaciones con “diálogo, sensibilidad y argumentos cargados de razón” se ha conseguido garantizar el trasvase, que tendrá rango de Ley.

1382526921_548981_1382529268_noticia_normalFabra y los regantes con la alcaldesa de Elche. / JOAQUIN DE HARO

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha dado esta mañana por “enterrada la azada de guerra del agua” tras la firma del Memorando del trasvase Tajo-Segura, que ha puesto de acuerdo, por primera vez, a cinco comunidades autónomas, al ministerio y a los regantes.

En la sede del Sindicato de Riegos del Levante en Elche, Fabra, arropado por varios cargos del PP y los representantes de los agricultores, se ha empleado a fondo en destacar que tras siete meses de negociaciones con “diálogo, sensibilidad y argumentos cargados de razón” se ha conseguido garantizar el trasvase, que tendrá rango de Ley. El presidente de la Generalitat ha instado a todos a dejar de lado la política de “pancartas y gritos” y no abandonar “el trabajo conjunto” para lograr nuevos retos.

Los discursos oficiales no han calado entre el auditorio, un centenar de regantes de avanzada procedentes de varias comarcas. “Cuando tengamos sequía sabremos si esto es bueno o no”, comentó resignado un regante de Mutxamel. “El día que no llueva veremos si nos regalan agua, ahora es muy cara”, apuntó otro. Unos y otros acogen este pacto con cierta esperanza y una gran dosis de escepticismo. Al acto no acudió ningún cargo de los partidos en la oposición.

Magnífico acuerdo

Los representantes de los regantes han insistido en que se alcanzó un “magnífico acuerdo” que “prácticamente garantiza el suministro”, según ha asegurado Manuel Serrano, presidente de Riegos de Levante.

Leer artículo completo en El País