Enrique Peña ofrece terminar con inundaciones en Tabasco

Al presentar un esquema integral para evitar inundaciones en Tabasco, el Presidente Enrique Peña Nieto ofreció al gobierno del estado su total respaldo para trabajar de manera coordinada en la resolución de ese problema, que aqueja a los tabasqueños desde hace años.

 

 

De 1999 a 2007 Tabasco vivió severas inundaciones. / Foto: Internet.

De 1999 a 2007 Tabasco vivió severas inundaciones. / Foto: Internet.

Para ese fin, el mandatario federal dio a conocer que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) cuenta con 1 400 millones de pesos para la conclusión de infraestructura hidráulica pendiente y el desarrollo de nuevos proyectos.

“Hoy, en medio de la cuenca hidrológica más grande del país, vengo a decirles que el Presidente y el gobernador trabajaremos juntos para disminuir los efectos de las inundaciones. Hay que recordar que de 1999 al 2007 Tabasco vivió severas inundaciones, entre 2007 y 2011 la Cepal estima las pérdidas por más de 57 millones de pesos que se provocaron a consecuencia de las inundaciones…Por eso anunciamos este programa nacional contra las inundaciones”.

En el evento en Villahermosa, el mandatario anunció que la obra de la Compuerta del Macayo, diseñada hace 11 años y que quedó sin terminar, se terminará de construir en seis meses.

Instruyó al director de la Conagua, David Korenfeld, a trabajar con el gobierno de Tabasco y diseñar una estrategia de protección contra las inundaciones y a la Secretaría de Desarrollo Urbano a evitar que se sigan construyendo asentamientos humanos en zonas vulnerables.

A su vez el gobernador de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez, expresó que el gobierno y la sociedad deben colaborar para evitar que la sociedad vuelva a sufrir pérdidas a causa de las inundaciones.

“Hay responsabilidades compartidas; nunca más un ordenamiento territorial y el manejo del suelo deben hacerse aisladamente, nunca más permisos para fraccionamientos en áreas vulnerables, y nunca más obras que tarden 11 años. Apreciamos la voluntad del director general de Conagua…y debemos ver al agua como el gran aliado que es para el desarrollo de México y de Tabasco”.

En el evento, el Presidente Peña Nieto hizo un llamado a las autoridades municipales para que revisen la infraestructura de desagüe y que los cárcamos de bombeo funcionen correctamente para evitar otra tragedia como la ocurrida tras las inundaciones del 2007.

Peña Nieto hizo hincapié en que las autoridades federales, estatales y municipales “trabajaremos juntos para mitigar y disminuir los efectos de las inundaciones”.

Entre las acciones que citó dentro del Programa Nacional de Prevención Contra Contingencias Hidráulicas, citó que deber haber acuerdos y una clara definición de competencias entre los niveles de gobierno.

Dijo que se deben revisar las condiciones de bordos y revisar infraestructura de desalojos de aguas.

También, intensificar delimitación de zonas federales y locales para impedir asentamientos de riesgo, además de revisar la capacidad de las presas.

Tomado de: Excélsior