En Puerto de la Cruz se pide un reparto más justo de los costes de la depuradora comarcal

El alcalde, Marcos Brito (CC), propondrá el lunes al pleno municipal la revisión del convenio de la Estación Depuradora de Aguas Residuales, “que establece un reparto de los costes que perjudica seriamente al Ayuntamiento portuense y le genera un déficit en el servicio que debe corregirse de inmediato”.

 

(eldia) El alcalde del Puerto de la Cruz, Marcos Brito (CC), propondrá el lunes al Pleno municipal la revisión del convenio de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) del Valle de La Orotava, ubicada en Punta Brava, para que “los costes se repartan de una manera más justa entre los tres municipios de la comarca”.

Brito afirma que el convenio vigente desde 2004, firmado entre los tres municipios y el Consejo Insular de Aguas, establece un reparto de costes que “perjudica seriamente a este ayuntamiento y le genera un déficit que debe corregirse de inmediato”.

“El saneamiento de aguas residuales del Valle de la Orotava ha sido en las últimas décadas un asunto clave para mejorar no solo las infraestructuras urbanas de los tres municipios, sino para preservar el medio ambiente y la salubridad de residentes y visitantes”, recalca Brito.

El mandatario recuerda que “la densidad de la población, la interconexión entre los municipios y una política de ahorro llevó a que la estructura de la red de colectores y la depuración de las aguas residuales se abordase comarcalmente. De hecho fue el Ayuntamiento portuense el que dio el primer paso construyendo la EDAR, que luego paso a ser comarcal”.

El convenio vigente estipula que “los gastos fijos se distribuirán en razón a la cuota de capacidad que se atribuya a cada ayuntamiento y que su cuantificación definitiva queda pospuesta hasta que se complete el desarrollo del sistema. Con carácter indicativo y provisional, hasta que se proceda a dicha fijación de cuotas, su cuantía se prorrateará cada mes en proporción al volumen de agua residual aportada por cada uno”.

“Superados los ocho años de funcionamiento del sistema, ya con los tres municipios, se ha seguido con una fórmula de pago que se pensó para poco tiempo”, lamenta.

“Los otros municipios están aportando poca agua residual mientras que el Puerto sí envía toda la que se genera. Eso provoca que este municipio abone parte de la cuota de gastos fijos que debieran soportar La Orotava y Los Realejos”, señala el alcalde. Por ello, solicita al pleno que plantee la revisión del convenio para que sea “más equitativo” y disminuya el importe que abona la ciudad.