En 2013 actuamos preventivamente ante la sequía: Conagua

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) desarrolla estrategias regionales para la administración del agua, en coordinación con los tres órdenes de gobierno, encaminadas a reducir los efectos de la sequía, debido a que actualmente 37 por ciento de la República Mexicana presenta condiciones secas, informó el Doctor Felipe Arreguín Cortés, Subdirector General Técnico de la dependencia.

NotaP 071-13-18-02-2013Explicó que en el Valle de México se fortalecen las acciones para administrar más eficientemente el agua. Detalló que a la Conagua le corresponde evitar que se reduzca aceleradamente el almacenamiento de las presas, a fin de conservar la calidad del agua; en tanto, al Distrito Federal y al Estado de México, –a través del Sistema de Agua de la Ciudad de México y la Comisión del Agua del Estado de México– corresponde la distribución del recurso a la ciudadanía.

En conferencia de prensa, el funcionario explicó que las medidas para enfrentar la sequía en el Valle de México y las variaciones en la entrega de agua —como las que se requieren durante los trabajos de mantenimiento al Sistema Cutzamala, que abastece a la cuarta parte de la población total de la zona— se acuerdan con las autoridades de esas entidades.

Además, destacó que se implementa una política nacional que incluye el monitoreo permanente del territorio afectado y la actuación temprana para prever, prevenir y actuar oportunamente para proteger a la población, como parte del Programa Nacional contra la Sequía (Pronacose).

En el ámbito nacional, Arreguín Cortés puntualizó que, en promedio, las 170 presas más importantes están en 56 por ciento de su capacidad de llenado, lo que representa 14 por ciento menos que el promedio histórico para este mes, lo que, aunado al pronóstico del próximo trimestre, hace necesario tomar medidas contra la sequía, pues se espera hasta 30 por ciento menos lluvia que el promedio histórico.

Respecto al almacenamiento en la región, puntualizó que el nivel promedio de las presas que abastecen una cuarta parte de lo que consume el Valle de México está en 58 por ciento. Consideró que esa situación es manejable se refuerzan las medidas para eficientar la distribución del recurso y se extrema el uso eficiente del agua en la industria y el hogar, principalmente.

A nivel nacional, puntualizó que para febrero se estima que haya 27 por ciento menos precipitación que el promedio histórico para el mismo mes, mientras que en marzo la disminución será de 30 por ciento y en abril, de 20 por ciento.

En el Valle de México se pronostica una situación ligeramente distinta, debido a que en marzo habrá 44 por ciento más de lo normal. Sin embargo, para febrero la lluvia será 19 por ciento menor a la media histórica y en abril la reducción será de 8 por ciento.

Al hacer uso de la palabra, Alejandro Martínez Pérez, Director Ejecutivo de Operación del Sistema de Agua de la Ciudad de México, reiteró que el gobierno capitalino trabaja en estrecha comunicación con los gobiernos federal y estatal para recibir cantidades de agua acordes a sus necesidades y poderla distribuir a la población de mejor manera.

Fuente: CONAGUA