Emasagra contratará un servicio para analizar la calidad del agua en la capital y el área metropolitana

Emasagra ha sacado a concurso la contratación del servicio de toma de muestras fisicoquímicas y microbiológicas del agua de consumo en la red y explotaciones de abastecimiento que controla su Laboratorio en la capital granadina y el área metropolitana.

 

229xlaboratorio_EmasagraLa Empresa Municipal de Abastecimiento y Saneamiento de Granada cuenta con un exhaustivo control de la calidad físico-química del agua, no obstante, la “multiplicidad de servicios de abastecimiento” y “la dispersión de los núcleos” donde opera, suponen una “complejidad añadida” a la labor de control que realiza su laboratorio, por lo que ha considerado “conveniente” proceder a esta contratación, según consta en el pliego de prescripciones técnicas.

De acuerdo a este documento, consultado por Europa Press, los trabajos de toma de muestras que salen a concurso se aplicarán en todos las zonas en las que Emasagra se ocupa del control de calidad del agua o las que pudieran serlo en un futuro, “que suponen del orden de 36 municipios” entre Granada y su cinturón.

El presupuesto inicial para esta licitación, recientemente publicada en el Boletín Oficial de la Provincia, es de 206.849 euros para los tres años de contrato inicialmente previstos, aunque podrá prorrogarse hasta un máximo de cinco años por una cuantía total de 344.479 euros.

“El servicio consistirá en la ejecución del programa de muestreo establecido, la toma de muestras y su entrega al laboratorio”, así como en análisis visuales y de medición de parámetros ‘in situ’, entre otros, según reza el documento.

Así, la empresa que se haga con el contrato, deberá realizar anualmente el control de unos 220 puntos de la red, donde se tomarán muestras para hacer análisis fisicoquímicos y microbiológicos, además de medir la concentración de cloro ‘in situ’.

Adicionalmente, se prevén realizar entre 170 y 200 tomas de muestras específicas en el grifo del consumidor y unas 150 análisis especiales al año para contar con una radiografía completa de la calidad del agua, todo ello desde la salida de las Estaciones de Tratamiento (ETAP) o depósitos de cabecera hasta el punto de entrega al ciudadano.

Europa Press