El volumen de agua embalsada permite atender las demandas de los regantes del Guadalquivir

El pleno de la Comisión de Desembalse de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) ha aprobado este martes unas dotaciones de 1.200 hectómetros cúbicos para el riego de los cultivos del Sistema de Regulación General durante la presente campaña, que comprende desde el 1 de mayo hasta el 30 de septiembre.

 

1857672Comisión de Desembalse de la CHG

 

La óptima situación en la que se encuentran las reservas de agua almacenadas en los embalses de la cuenca del Guadalquivir ha permitido aprobar estas dotaciones, adaptadas a la realidad de la cuenca y que serán suficientes para atender las demandas de los regantes en su totalidad, pero que responden también al ahorro y al uso eficiente del agua, ha señalado en una nota el organismo de cuenca.

En este sentido, el presidente de la CHG, Manuel Romero, ha abogado por hacer un uso “sostenible y responsable” del agua, dado que “la irregularidad de las precipitaciones que se viene recogiendo a lo largo del presente año hidrológico pone en evidencia la inestabilidad climatológica a la que está sometida el territorio”.

Así, Romero ha explicado que “la distribución temporal de las lluvias ha sido muy irregular en la cuenca, a un otoño muy seco le ha seguido un invierno muy lluvioso y un comienzo de primavera dentro de la normalidad”.

En concreto, para los cultivos situados dentro del Sistema de Regulación General se han acordado unas dotaciones de 6.000 metros cúbicos por hectárea para los riegos por gravedad, 5.000 para los riegos por aspersión y 4.000 para los riegos por goteo.

Por otro lado, de cara a atender las demandas de los riegos de apoyo al olivar, el pleno de la Comisión de Desembalse ha acordado autorizar 20 hectómetros cúbicos de agua, con una dotación de 1.000 m3/ha para Jaén y de 1.000 m3/ha para Córdoba.

Además, se han autorizado 50 Hm3 para los riegos extraordinarios de superficies de regadío en precario, especialmente destinados a cultivos leñosos y hortícolas que cuenten con infraestructuras de riego y que puedan ser beneficiarias de una dotación acorde con sus cultivos de forma excepcional.

Leer artículo completo en diario 20 minutos