El volumen de agua de riego utilizado en el sector agrario aumentó un 1,4% en 2011 respecto al año anterior

El volumen de agua de riego utilizado por las explotaciones agrarias ascendió a 16.344 hectómetros en 2011, con un incremento del 1,4% respecto al año anterior, según los datos difundidos este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Por técnica de riego, el volumen de agua aplicado a los cultivos mediante goteo (riego localizado) disminuyó un 5,2%, mientras que el riego por gravedad se incrementó un 4,1%. Por su parte, el uso de agua de riego por aspersión aumentó un 5,6%.

 

20131021_082306

En cuanto al tipo de cultivo, los herbáceos (cereales, leguminosas, arroz, maíz y cultivos forrajeros), que representaron el 56,9% del volumen total del agua de riego utilizado en el sector agrario, aumentaron el uso de agua un 17,7%.

Por el contrario, el olivar y el viñedo fueron los cultivos que mayor descenso experimentaron, un 38,5% menos que el año anterior, representando el 10,8% del volumen de agua de riego utilizado en 2011.

EXTREMADURA INCREMENTÓ EL VOLUMEN DE AGUA DE RIEGO UN 20,9%

Las comunidades que más incrementaron el volumen de agua de riego utilizado durante el año 2011 fueron Extremadura (20,9%), Cataluña (13,8%) y Región de Murcia (13,2%). Por el contrario, las que más redujeron el volumen de agua de riego fueron Comunitat Valenciana (-14,2%) y Castilla-La Mancha (-13,2%) y Andalucía (-4,4%).

Las comunidades que más agua de riego utilizaron en 2011 fueron Andalucía (21,9% del total), Aragón (15,9%) y Castilla y León (12,3%). En el otro extremo, se situaron La Rioja (1,9%), Comunidad Foral de Navarra (3,4%) y Región de Murcia (3,5%).

Por técnicas de riego, la comunidad autónoma que utilizó más volumen de agua en riego por aspersión fue Castilla y León, y la que menos Comunitat Valenciana. En riego por goteo, el mayor volumen de agua correspondió a Andalucía y el menor a Comunidad Foral de Navarra. En la técnica por gravedad Aragón fue la que más agua usó y Castilla-La Mancha la que menos.

Por último, el 78,2% del volumen de agua disponible para el riego y otros usos en el año 2011 fue de origen superficial. Por su parte, un 20,4% tuvo origen subterráneo y un 1,4% de otros recursos hídricos, como agua desalada (marina o salobre) o regenerada (procedente de las estaciones de depuración de aguas residuales.

Informativos Telecinco