El vertido tóxico bordea ya las Tablas de Daimiel

El vertido que viene por el cauce del río Azuer y ya había pasado el término municipal de Daimiel (Ciudad Real) bordea ya el cauce que lleva al Parque Nacional de las Tablas de Daimiel. El agua empieza a encontrarse con la del Guadiana que es la que baja para el reducto de naturaleza.Por ello se ha puesto en marcha rápidamente un plan que consiste en crear un talud entre las aguas embalsadas del Azuer y el propio cauce del río que lleva ya al Parque para evitar que el vertido llegue a la reserva.

 

Excavadora trabajando en el talud del río Azuer / www.tablasdedaimiel.com

 

Un plan que no obstante los vecinos de la zona señalan que ha sido de manera improvisada (de hecho la construcción de ese talud ha comenzado el miércoles 12, cuando el vertido lleva días bajando por el Azuer). La idea es separar en esas balsas separadas las aguas contaminadas de las del resto del río.

Esas balsas se crearon cuando del cauce cercano se sacó tierra hace unos años para la construcción de una autovía, por lo que son de origen artificial. La misma tierra del cauce es la que se está usando para crear ese talud artificial que al menos de forma provisional concentre el vertido fuera del cauce natural, si bien otro problema es que con el aumento de lluvias y la poca altura del dique el agua está sobrepasando los límites. Además hay fugas entre las paredes del talud que también está intentando tapar la excavadora que desde el miércoles trabaja en la zona.

Leer artículo completo en diario EL DIARIO