El terremoto de Albacete cuestiona la idoneidad de los pozos de ‘fracking’ y el almacén nuclear

El Campo de Montiel (Albacete) es una zona propicia para los terremotos. Lo ha recordado el seísmo de magnitud 5,2 que se registró este lunes por la tarde con epicentro en Ossa de Montiel. Esta comarca, y su prolongación hacia el norte, han sido escogidas para, o bien tratar de buscar gas encerrado en las rocas del subsuelo y extraerlo mediante fractura hidráulica, o emplazar el almacén de residuos radiactivos en el que encerrar los desechos de las centrales españolas.

 

Piden que se paralicen los proyectos de “fracking” previstos en Ossa de Montiel

 

Este campo (denominado geológicamente Antepaís Bético Castellano) está atravesado por fallas activas, según el Instituto Geográfico Nacional, y forma un área de “riesgo medio”. El Instituto Geológico y Minero considera que “seísmos de relativa pequeña magnitud no son infrecuentes en la zona”. La empresa Oil & Gas Capital tiene tres permisos para hacer prospecciones en esta comarca desde 2012 y con seis años de vigencia. Suman más de 70.000 hectáreas.

Según sus previsiones , el potencial de la exploración es “medio” y “el riesgo alto”. Dentro del apartado “hidrocarburo esperado” describen “gas y petróleo”. Tras los estudios cartográficos, la prospección se limitará a 17.000 hectáreas focalizadas en Ossa, según cuentan las agrupaciones ecologistas de la zona. Juan Arenas, de la Plataforma contra el ‘fracking’ del Campo de Montiel, ha contado a eldiario.es que “la empresa ha estado realizando catas y exploraciones y de las tres áreas la que más interesa es justo la que abarca este pueblo”.

Leer artículo completo en diario EL DIARIO