El Segura adquiere un tono rojizo en el final del cauce a causa de un alga

El Río Segura ha tomado en ciertas partes de su recorrido un tono rojizo como consecuencia de la proliferación puntual de un tipo de alga microscópica que se desarrolla habitualmente en hábitats salobres. La Comisaría de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) realizó unos análisis el pasado día 7 que han descartado que la coloración anormal del río en la zona de la desembocadura se deba a vertidos incontrolados en el cauce.

 

16530862Agua de color rojo en la desembocadura del río./ CHS.

 

La muestra tomada por los técnicos y analizada en un laboratorio especializado reveló que dos especies de algas representan más del 70% de la coloración del agua del Segura. Ninguna de las algas encontradas en la muestra son potenciales productoras de toxinas, según informa el organismo gestor de la cuenca.

Asimismo los responsables de la coloración del agua son las ficoeritinas, unos pigmentos de color rojizo que posee una microalga que le permite adaptarse mejor que otros grupos de algas en determinadas condiciones ambientales como, por ejemplo, de escasez de luz. Los parámetros físicos y químicos de las muestras de agua tomadas por la Confederación en la zona son normales y la mayor concentración de este organismo no afecta en ningún caso a la fauna de la zona.

Leer artículo en diario LA VERDAD