El presidente de la CHE defiende la política hidráulica porque genera “mayor riqueza y seguridad”

La Asamblea de Usuarios del organismo reivindica “la necesidad de hacer nuevas obras de regulación” en la Cuenca, afirma De Pedro


 

La Asamblea de Usuarios del organismo reivindica “la necesidad de hacer nuevas obras de regulación” en la Cuenca, afirma De Pedro

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Xavier de Pedro, ha defendido este miércoles la política hidráulica porque cuenta con el respaldo político “a través de un Pacto del Agua y de la Mesa del Agua de Aragón” y porque “genera una mayor riqueza y productividad para los ciudadanos y también mayor seguridad”.

En declaraciones a los medios de comunicación, De Pedro ha contestado así a la convocatoria de manifestación de la Coordinadora de Afectados por los Grandes Embalses y Trasvases (COAGRET), junto a otros colectivos ecologistas, este sábado en la capital aragonesa para protestar contra el recrecimiento del pantano de Yesa. El presidente de la CHE ha opinado que “la política que se critica” desde estas organizaciones “es correcta”.

Así, ha resaltado como, “en concreto, la presa de Yesa” evitó “una catástrofe real” durante las avenidas que se produjeron los pasados días 19, 20 y 21 de octubre, por lo que la política relativa a las infraestructuras hidráulicas “es correcta”, si bien “respetamos el derecho de manifestación ante opiniones diferentes, aunque no lo compartamos”.

Además, “pedimos una vez más” que esta manifestación “sea la forma de reivindicar un cambio de política, pero que no sea para entorpecer o impedir el trabajo de los funcionarios públicos de la Confederación en el cumplimiento de sus obligaciones”, como ha ocurrido en las últimas visitas de los funcionarios al municipio de Artieda para llevar a cabo los procesos de expropiación de terrenos vinculados al proyecto de Yesa.

De Pedro ha realizado estas declaraciones tras participar en la Asamblea de Usuarios de la CHE, un encuentro en el que precisamente “se ha reivindicado la necesidad de hacer nuevas obras de regulación, nuevas presas, por las necesidades de agua en una cuenca árida como la del Ebro”.

“Sin regulación no tendríamos la posibilidad de desarrollarnos económicamente” y, en este sentido, “varios usuarios, lejos de cambiar esta política de obras de regulación”, han reclamado “más obras de regulación”, siempre considerando que “tienen que tener su compatibilidad con el medio ambiente”, ha apuntado.

LOS USUARIOS PIDEN MÁS OBRAS

Xavier de Pedro ha detallado que en esta reunión se ha hecho referencia a un documento de planificación de la CHE “que recoge numerosas presas necesarias” y obras de regulación, en zonas como el Matarraña o en la provincia de Soria, y el usuario que ha intervenido en la sesión “se lamentaba de que no se avanzara con mayor rapidez y agilidad presupuestaria” en estos proyectos.

No obstante, ha recordado que “tenemos importantes obras de regulación en marcha, como es el caso de Mularroya, Yesa o San Salvador y esperamos que dentro de poco del sistema Biscarrués-Almudevar también tengamos una buena noticia, a pesar de la complejidad y dificultades económicas que se tienen en este momento”.

En su opinión, “el tiempo ha demostrado que esa política de regulación ha generado importantísimos beneficios a esta sociedad y en esta cuenca hay grandes sistemas de regantes que gozan de buena economía gracias a la planificación”, ha concluido De Pedro.

Fuente: QUE