El presidente de la CHD no descarta que lo peor esté aún por llegar como consecuencia de la crecida de ríos y arroyos

Lo peor podría estar por llegar, tal y como ha advertido hoy el presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), José Valín, a tenor de la generalizada crecida de la práctica totalidad de los ríos de la cuenca y la amenaza de lluvia de las próximas horas, fundamentalmente en la zona Oeste de la misma, lo que pudiera incrementar el nivel del Tormes en Salamanca.

 

dsc_0722

“Hay que estar muy atentos porque se puede producir un incremento de las precipitaciones muy importante en la cabecera de cualquiera de los ríos de la margen izquierda del Duero, como el Adaja, el Eresma, el Duratón o el Cega”, ha enfatizado Valín, quien, en declaraciones a Europa Press, ha apuntado que ya en estos momentos la afluencia de todos ellos ha provocado situaciones de “alerta” y “alarma” en distintos puntos.

Para minimizar este fuerte incremento del caudal del Duero, la CHD ha optado por desaguar por su zona alta. “Hay que tener en cuenta que en la localidad soriana de Vinuesa, en la cabecera del Duero, hubo lluvias de entre 60 y 70 litros el viernes…y si no llega a estar el embalse de la Cuerda del Pozo se hubiera producido una catástrofe importante ya que el Duero llevaba 500 metros cúbicos por segundo, a los que se sumaron las aportaciones del resto de sus afluentes de la margen izquierda”, ha precisado Valín.

Por ello, su definición de la situación actual del Duero es que “está crecido y puede seguir así”, como los 1.200 metros cúbicos por segundo que lleva en Toro y los “crecimientos importantes” que registra en Zamora, aunque en ambos casos “se trata de caudales asumibles”.

SE ESPERAN 1.000 METROS CÚBICOS EN VALLADOLID

Pero además, el río Arlanza discurre muy crecido en Quintana del Puente (Palencia) y sus efectos se dejarán notar de forma considerable este lunes en el Pisuerga a su paso por la capital vallisoletana, donde podría superarse el nivel de alarma, “aunque sin ser una situación catastrófica”, ya que se espera un caudal que podría alcanzar los 1.000 metros cúbicos por segundo.

“Hay que recordar que hemos tenido crecidas históricas de hasta 2.000 metros cúbicos, aunque este lunes el Pisuerga podría coronar los muretes de la zona de Las Moreras, anegando la zona adyacente de aparcamientos”, ha vaticinado el presidente de la CHD, quien augura igualmente un incremento de caudal en el Esgueva, sin llegar tampoco a una “situación catastrófica”, y en el resto de ríos de la cuenca, aunque confía en que tales crecimientos sean asumibles.

Lo que sí preocupa es la previsión de fuertes lluvias desde esta tarde en buena parte de la cuenca, sobre todo en la zona Oeste, lo que, como así ha apuntado, tendrá consecuencias en las zonas altas del Tormes.

Al respecto, Valín ha recordado que la CHD ha optado por incrementar el vertido por coronación, de unos 204 metros cúbicos por segundo, a fin de “mantener los resguardos necesarios” por si se produjera un aumento de caudales aguas arriba del embalse de Santa Teresa, en la provincia de Salamanca.

CUMPLIMIENTO ESCRUPULOSO DEL PROTOCOLO

fotonoticia_20130331162714_500En cuanto al anuncio del Ayuntamiento de Viana de Cega (Valladolid) de iniciar acciones contra la CHD por supuesta negligencia, al no haber facilitado la información necesaria que hubiera minimizado la crecida del río Cega, Valín ha expresado su “absoluto respeto” pero, sin embargo, ha asegurado que su departamento “cumplió escrupulosamente con el protocolo informativo”, al facilitar ese día dos partes informativos enviados por correo electrónico a las administraciones correspondientes.

“No voy a entrar en polémica, lo único que puedo decir es que nosotros hemos cumplido con el protocolo y cada uno tendrá que asumir su responsabilidad. Ellos están en su derecho de presentar las denuncias que estimen oportunas”, ha concluido Valín.

Europa Press