El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente se suma a la celebración del Día Mundial de los Humedales 2015

España es el país con mayor diversidad de tipos ecológicos de humedales de la Unión Europea e incluye algunos ecosistemas únicos en el contexto de Europa occidental. En la actualidad, existen 74 zonas húmedas españolas (más de 303.000 hectáreas) incluidas en la Lista Ramsar de Importancia Internacional.

tablasTablas de Daimiel

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), se suma a la celebración hoy del Día Mundial de los Humedales 2015, bajo el lema “Humedales para nuestro futuro”.

Desde 1997, se ha institucionalizado ese día para recordar que el 2 de febrero de 1971 se adoptó en Ramsar (Irán) el Convenio relativo a los Humedales de Importancia Internacional, especialmente como hábitat de aves acuáticas, más conocido como Convenio de Ramsar.

Con el lema de este año, se pretende llamar la atención sobre la necesidad de tomar medidas que consigan frenar, detener e invertir la degradación de los humedales.

Según las estimaciones más recientes, durante el siglo pasado desapareció, como media, el 64 % de los humedales del Planeta. Por este motivo, el objetivo prioritario del Día Mundial de los Humedales este año es que el mensaje llegue a los jóvenes y adolescentes porque ellos son el futuro, así como por su creciente interés por las cuestiones ambientales y su conocimiento de las nuevas tecnologías.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente se quiere sumar a los actos de celebración del Día Mundial de los Humedales buscando incrementar la sensibilización ambiental sobre estos ecosistemas tan amenazados en todo el mundo. Nuestro interés es revertir la tendencia y contribuir activamente para garantizar la conservación y uso sostenible de nuestro patrimonio húmedo, incluida la restauración de aquéllos que se encuentran degradados, objetivos que en la actualidad son una prioridad para este Ministerio.

Como elementos clave, el Ministerio apuesta por integrar las necesidades de conservación de los humedales en las distintas políticas sectoriales que gestiona, inventariarlos (Inventario Español de Humedales) y contribuir al cumplimiento de los compromisos internacionales del Estado Español en este ámbito (Convenio de Ramsar y Lista de Humedales de Importancia Internacional, Directivas Hábitat y Aves, Directiva Marco del Agua), todo ello en colaboración con otras Administraciones públicas y agentes sociales implicados en una acción coordinada.

LOS HUMEDALES, ECOSISTEMAS SINGULARES
El término “humedal” engloba una tipología muy variada de ecosistemas, como lagunas, marjales, deltas, marismas, llanuras de inundación, lagos, etc., todos ellos áreas terrestres que están saturadas o inundadas de agua de manera permanente o estacional que se distribuyen por todo el mundo.

Su singularidad radica en sus condiciones hidrológicas, ya que funcionan como ecosistemas de transición o intermedios entre los ambientes terrestres y los estrictamente acuáticos.

Todo ello hace que los humedales se encuentren entre los ecosistemas más complejos, productivos y dinámicos, aunque también más frágiles, del Planeta.

Estas particularidades hidrológicas son las que determinan la riqueza y diversidad de vida que atesoran. Hay cifras que señalan que los humedales albergan más de 100.000 especies conocidas de agua dulce, y esta cifra aumenta continuamente: a modo de ejemplo, entre 1999 y 2009 se describieron 257 especies nuevas de peces de agua dulce en la cuenca del Amazonas.

En España, se calcula que nuestros humedales albergan hasta el 40% de las aves acuáticas que invernan en el Mediterráneo occidental.

Los humedales se consideran a menudo como terrenos baldíos, es decir, como lugares que se deben drenar, rellenar, quemar y convertir a otros usos. De hecho, estudios científicos muestran que desde 1900 ha desaparecido el 64 % de los humedales del planeta. En comparación con 1700, se calcula que se ha perdido el 87 % de los humedales.

De hecho, España es el país con mayor diversidad de tipos ecológicos de humedales de la Unión Europea, incluyendo algunos ecosistemas únicos en el contexto de Europa occidental (marjales, humedales asociados a ramblas, etc.).

Además, gracias a la posición de la Península Ibérica entre dos continentes y a su variabilidad geográfica, los humedales españoles mantienen, en general, concentraciones espectaculares de vida silvestre: ejemplos como los de Doñana o el Delta del Ebro son internacionalmente conocidos.

En reconocimiento del valor de nuestro patrimonio húmedo, en la actualidad hay 74 zonas húmedas españolas (más de 303.000 hectáreas) incluidas en la Lista Ramsar de Importancia Internacional.

MAGRAMA

 

.