El MAGRAMA intensificará la lucha contra el camalote en el río Guadiana con nuevas inversiones

Ha aprobado la declaración de emergencia de los trabajos que se llevarán a cabo en el cauce del río Guadiana, en el tramo comprendido entre Medellín y el río Caya. Esta nueva inversión se suma a la que viene realizando regularmente desde el año 2005 el Organismo de cuenca, cifrada en más de 26 millones de euros para controlar, vigilar y eliminar la especie del cauce del río

 

retirada de camaloteRetirada de Camalote (Eichhornia crassipes) / RTVE

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG), ha autorizado una inversión de 600.000 euros para llevar a cabo  las actuaciones de choque necesarias para el control del camalote o Jacinto de Agua en el río Guadiana, en el tramo comprendido entre Medellín y el río Caya.

Los trabajos irán destinados a intensificar la luchar contra esta especie invasora, una de las más dañinas del mundo,  que aunque presente en el río desde el 2004, este año ha proliferado de tal forma que requiere una acción más intensa debido a la extensión del tiempo de crecimiento por las altas temperaturas.

Las altas temperaturas y la escasez de las lluvias han sido el detonante para la proliferación  de esta especie originaria del Amazonas, que podría llegar a producir daños en las infraestructuras hidráulicas y en el ecosistema fluvial de no controlarse.

CARACTERÍSTICAS Y EFECTOS DEL CAMALOTE
La planta, en unos 10 o 12 días, si se dan las condiciones adecuadas tal y como ha ocurrido este año, es capaz de doblar su biomasa; alcanza un peso  por metro cuadrado de entre 11 y 51 kilos, lo que dificulta enormemente su extracción; almacena sedimentos en sus raíces que disminuye el calado de las zonas donde se deposita y provoca una evapotranspiración 3 o 4 veces superior a lo normal, lo que general importante pérdidas de agua.

OTRAS INVERSIONES
Estos trabajos se suman a los que la Confederación Hidrográfica del Guadiana viene realizando de manera habitual, desde al año 2005, y a los complementarios de extracción con maquinaria pesada, desde el mes de agosto, para controlar, vigilar y eliminar la planta.

Se llevan invertidos más de 26 millones de euros gracias a los cuales se han podido retirar unas 360.000 toneladas de camalote.