El Júcar – Vinalopó se pone en marcha para salvar 200 millones de cultivos

El trasvase Júcar-Vinalopó, que ayer entró en funcionamiento con una transferencia de urgencia de casi ocho hectómetros, permitirá «consolidar 20.000 empleos en la zona», según aseguró el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, en el acto de apertura de válvulas junto al embalse de El Toscar, donde presidió el primer envío de agua del trasvase.

 

JUCAREl presidente de los regantes, Andrés Martínez, y el jefe del Consell, Alberto Fabra

 

Como adelantó en exclusiva ABC el pasado sábado, ya es una realidad el primer trasvase de agua del Júcar al Vinalopó para tratar de paliar la sequía severa en las comarcas alicantinas –fundamentalmente la zona del Vinalopó, que está en «emergencia»–.

Fabra defendió que el trasvase «beneficiará a más de 16.000 regantes», debido a que el agua llegará a las más de 20.000 hectáreas que abarcan el Vinalopó. Esto permitirá salvar las cosechas de la zona, valoradas en más de 200 millones de euros, y que más de un millón de habitantes de los 34 municipios se vean beneficiados.

Previamente, Fabra se reunió con la Junta de Usuarios del Vinalopó, L’Alicantí y con el Consorcio de Aguas de la Marina Baja, en un día «histórico», anhelado por los agricultores alicantinos ya que, tal como adelantó ABC , la entrada en vigor del plan de cuenca ha permitido que se realice el envío de ocho hectómetros cúbicos al Vinalopó, de forma que las zonas más acuciadas por la falta de agua puedan aliviar en parte su situación con un riego de socorro.

En este sentido, Fabrá recordó que el Consell sigue negociando con el Gobierno y con las comunidades de regantes de Valencia y Alicante para acordar una segunda toma que abarate el precio del agua del trasvase, ya que la actual es «insostenible económicamente».

Leer artículo completo en diario ABC