El guardián de las aguas de Andalucía

Vigilar las aguas de Andalucía, ese es el objetivo del laboratorio de control de calidad ambiental de Andalucía. Se trata de un centro puntero en Europa en el análisis de muestras de aguas continentales y litorales de la región. El laboratorio, que se encuentra repartido entre los centros de Huelva, Palmones (Cádiz) y Motril (Granada), está considerado uno de los más completos del continente al reunir acreditaciones de calidad nacionales e internacionales en toma de muestras, muestreo, medición de caudal o análisis biológicos, entre otros parámetros. El prestigio del laboratorio supone que centros de análisis de otras comunidades, como el País Vasco, envíen muestras a este laboratorio público.

 

WWF-Dia-Humedales-estuario-Guadalquivir_EDIIMA20140131_0767_4El estuario del Guadalquivir

 

Como recuerda la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, “las aguas continentales están sometidas a numerosas y variadas presiones que ponen en riesgo su buen estado. Las más significativas son los vertidos industriales y urbanos, la contaminación difusa, en particular con nitratos procedentes de la agricultura, la degradación física de los ecosistemas acuáticos y la sobreexplotación de los recursos hídricos”.

En ese sentido Miguel Sousa, jefe de servicio de calidad de agua, destaca que “independientemente de que haya vertidos o no, el laboratorio hace un control de calidad que se envía, a través del Ministerio, a Bruselas de acuerdo a la Directiva Marco de Agua de la Unión Europea”.

Leer artículo completo en EL DIARIO