El Guadalquivir, pionero en la contabilidad del agua en los planes de gestión hidrológica de Europa

La cuenca del Guadalquivir ha sido elegida por la Comisión Europea como una de las 10 cuencas piloto a las que se aplicará el sistema SCAE-Agua, metodología que pretende establecer criterios normalizados de contabilidad nacional, a partir de los datos de las demarcaciones estudiadas. Para tal fin, se ha creado para el Guadalquivir un grupo de trabajo constituido por la Universidad de Córdoba y la consultora EVREN que, con el plazo de ejecución de un año, implementarán esta metodología en la cuenca, a cuyo término sus resultados contribuirán en la comparación a nivel internacional de las estadísticas medioambientales y su relación con la economía.

 

contabilidad_del_agua

 

En concreto, el sistema SCAE-Agua (Sistema de Contabilidad Ambiental Económica-Agua) consiste en organizar la información física y económica relacionada con el agua, utilizando conceptos, definiciones y clasificaciones estandarizadas que posibilitarán, al finalizar el proyecto, analizar la interacción entre el agua y el sistema económico. El SCAE-Agua fue desarrollado por la División de Estadística de Naciones Unidas, en colaboración con el Grupo de Londres sobre contabilidad ambiental; en particular, con el subgrupo sobre Contabilidad del Agua.

Con el fin de dotar al proyecto de las máximas garantías, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, está colaborando en el “Sistema de Cuentas Ambientales y Económicas del Agua del Guadalquivir” facilitando la información y datos requeridos por el equipo de trabajo.

En la actualidad, se está trabajando en el proceso de recopilación de datos para evaluar los resultados obtenidos para un año de referencia y, a partir de ahí, analizar el período de estudio global.

El próximo 11 de junio en Madrid tendrá lugar la primera reunión nacional del SCAE-Agua con el objetivo de discutir sobre la implementación de la metodología en nuestras cuencas hidrográficas para contribuir al desarrollo de una guía europea en esta materia.

 

IMPORTANCIA PARA LA PLANIFICACIÓN HIDROLÓGICA

Aunque la implementación de las cuentas del agua no es aún obligatoria a nivel europeo, son muchos los países, entre ellos España, que han empezado a efectuarlas, habida cuenta de la importancia del recurso en los programas nacionales e internacionales de desarrollo.

Promovida por organismos internacionales, como la Comisión Europea, la contabilidad del agua pretende ser una herramienta clave para la planificación hidrológica, ya que la información que arroja esta implementación (cómo se intercambia el agua entre el Medio Ambiente y el sistema económico, cómo se distribuye en el medio natural o cómo se asigna el recurso entre los diferentes usos) supone una información de gran valor, no sólo como modelo para homogenizar las cuentas del agua en otras cuencas, sino para la adaptación o reformulación de los actuales planes hidrológicos de las demarcaciones.

Cabe destacar que el sistema SCAE-Agua ofrece un marco de normalización único y compatible con las cuentas nacionales (sistema de estadísticas normalizado que brinda una visión global de los aspectos económicos de los países), pero cuya implementación en la Unión Europea requiere de su adaptación a los instrumentos de planificación impuestos por la Directiva Marco de Agua.

Confederación Hidrográfica del Guadalquivir