El Gobierno tendrá que devolver 2.000 millones si no hace las desaladoras

El Gobierno tendrá que devolver más de 2.000 millones de euros a Bruselas si no cumple con la construcción de las desaladoras y conexiones hídricas en Almería y el resto de España. Un serio quebradero para el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que dirige Miguel Arias Cañete, que tiene que cumplir con el añejo Plan Agua socialista, algo en lo que no creyó nunca frente a su defensa de los trasvases.

desalinizadoraDesalalinizadora de Carboneras (Almería)

El Plan Agua de la entonces ministra Cristina Narbona buscaba desde 2004 hasta 2011 multiplicar por seis el agua desalada en la provincia y para ello recurrió a 2.000 millones de fondos del ejecutivo comunitario que llegaron a las arcas españolas pero no se invirtieron del todo.

En Almería está pendiente aún de ejecutar la desaladora del Campo de Dalías con un presupuesto de 47 millones de euros; la desaladora del Bajo Almanzora, dañada por la última riada; la desalobradora de Adra aún sin iniciar; la desalación y obras complementarias del Poniente almeriense; la Pantaneta de Abla y Abrucena; la conexión de la desaladora de Carboneras con la presa de Cuevas del Almanzora y el Valle del Almanzora; la conexión de la desaladora de Carboneras con el Campo de Tabernas, Balsa del Jabonero y Llanos de Almería.

Leer más

Fuente: La Voz de Almería