El Gobierno pide a la Generalitat avales para llevar agua de boca de Rialb a 40 municipios

La directora general de la sociedad AcuaEbro, del Ministerio de Agricultura, Aránzazu Vallejo, ha insistido este martes en la exigencia de avales a la Generalitat para iniciar las obras de conducción de agua de boca de Rialb (Lleida) a 40 municipios.

 

Aránzazu Vallejo, Directora General de ACUAEBRO

(europapress) De esta manera responde el Ejecutivo central al rechazo que la Generalitat plantea desde hace meses a presentar avales que garanticen el pago de 16 millones de euros que debe aportar el Govern para pagar parte del coste de llevar agua de Rialb a 40 municipios de la Segarra, Urgell, la Conca de Barberà y la Anoia.

“Nosotros seguimos trabajando a la espera de que se aporte esa documentación con la clara intencionalidad de apostar desde el Gobierno, a través de AcuaEbro, de seguir invirtiendo en Catalunya”, ha dicho Vallejo.

En declaraciones a Europa Press, fuentes de la Agencia Catalana del Agua (ACA) han replicado que el convenio firmado hace tres años con AcuaEbro “no establece ni determina en ningún apartado” la obligación de que entregar avales por parte de la Generalitat.

Por ello, el Govern considera que el Gobierno “no puede exigir esta condición”, y achaca el conflicto a que la entidad estatal se ha visto obligada a pedir un crédito a las entidades financieras para acometer las obras, éstas le han pedido avales, y ahora AcuaEbro quiere trasladarlos a la ACA.

“La voluntad del Govern es seguir adelante con este proyecto, pero siempre respetando lo que está fijado” en el convenio y sin modificar el articulado suscrito en su día, ha precisado la ACA.

10 MILLONES EN 2013

La subdelegada del Gobierno central en Lleida, Inma Manso ha señalado que los presupuestos de 2013 tienen una partida de cerca de 10 millones de euros para esta actuación.

“Falta un aval que al fin y al cabo es un papel, y alguien que piensa devolver el dinero no tiene que tener ningún problema en firmar un papel diciendo que lo devolverá”, ha dicho.

Y ha añadido: “Yo creo que es una pena que por este papel los que perdamos seamos todos los ciudadanos de toda la provincia de Lleida que nos quedaremos sin agua”.

La subdelegada ha precisado que los 15 millones de euros que vienen de la UE se tienen que gastar antes de 2015, argumentando que si no se comienza ya la obra este dinero se perderá.

“Quizás vaya a otra obra, pero a mí, si este dinero no viene a la provincia de Lleida me da igual a qué obra vaya”, ha reconocido.

Vallejo y  Manso, acompañadas del alcalde de Lleida, el socialista Àngel Ros, han visitado este martes el nuevo depósito de Lleida la Mancomunidad de Pinyana, que forma parte de la segunda fase del proyecto de potabilización del agua de 16 municipios, ahora en período de pruebas y que comenzará a funcionar en Navidad.

Según ha avanzado Vallejo, la licitación de la tercera fase está prevista para el primer trimestre de 2013, lo que hace prever que a finales del verano de 2014 acabe la tercera fase con un coste de unos cuatro millones de euros.

 

¿Quieres recibir esta y mucha más información de forma gratuita directamente en tu correo electrónico? Subscríbete en nuestro boletín digital