“El Gobierno ha actuado de forma responsable y profesional en las obras de recrecimiento del pantano de Yesa”

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha asegurado hoy que “el Gobierno ha actuado y seguirá actuando de forma responsable, profesional y con plenas garantías de seguridad, tanto en las obras de recrecimiento del pantano de Yesa, como en todas las que se están ejecutando”.

ak8e8308.jpg_20130405134916yesa1_26376_1Obras de recrecimiento del embalse de Yesa. (JAVIER BERGASA)

En respuesta a la pregunta del diputado del Grupo Mixto Sabino Cuadra, en la sesión de control al Gobierno del Congreso de los Diputados, Arias Cañete ha precisado que las obras de recrecimiento de la presa de Yesa fueron declaradas de interés general y están contempladas en el denominado Pacto del Agua de Aragón, recogido en la resolución del pleno de las Cortes de Aragón, en su reunión de 30 de junio de 1992, relativa a criterios sobre política hidráulica en la Comunidad Autónoma, y en el Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro, aprobado el 24 de julio de 1998.

Además, Arias Cañete ha recalcado que el proyecto está supervisado técnicamente y cumple todos los requisitos técnicos para su ejecución y todas las normas vigentes en materia de seguridad.

El ministro ha puntualizado que fue precisamente el seguimiento exhaustivo de los trabajos lo que permitió a los técnicos detectar, el pasado mes de julio, un desplazamiento de poco más de 4 centímetros en la ladera derecha del embalse. Ante esta situación, se tomaron inmediatamente las medidas necesarias para frenar ese deslizamiento.

A partir de aquí, “hemos cumplido escrupulosamente lo establecido en el Plan de emergencia de la presa”, ha afirmado el ministro, quien ha explicado que el pasado 21 de diciembre se aprobaron las obras de emergencia, por una cuantía de diez millones de euros. En concreto, se trata de una serie de actuaciones destinadas a disminuir el peso de la zona superior de la ladera, la ejecución de muros de hormigón armado y la ejecución de anclares en determinadas zonas de la ladera para estabilizar el embalse.

Según ha detallado Arias Cañete, estos trabajos, que continúan al ritmo previsto, han dado sus frutos, ya que se ha logrado frenar casi totalmente el deslizamiento, a pesar de las intensas lluvias registradas durante todo este año en la zona.

Por lo tanto, el ministro ha reiterado que “el Gobierno ha asumido en todo momento sus responsabilidades, siendo la primera de ellas asegurar la seguridad de los ciudadanos de la zona y evitar posibles riesgos”. Así, el Ministerio, a través de la Confederación Hidrográfica del Ebro, en colaboración con el Ayuntamiento de Yesa, ha contribuido a la reubicación y alojamiento de las diez familias que residían en dos urbanizaciones que el Ayuntamiento acordó desalojar para evitar riesgos. Además, el Gobierno ha asumido los gastos que se generen en el pago de los alquileres de las viviendas, las facturas de la luz, agua y gas, hasta la vuelta de las personas desalojadas de sus viviendas.

No obstante, Arias Cañete ha apuntado que, a fecha de hoy, “no se han producido los daños por el deslizamiento pronosticados por los más alarmistas, ni el colapso de ninguna vivienda, ni se ha puesto en riesgo a ninguna persona”.

Por último, el ministro ha señalado que, para redoblar los esfuerzos en materia de seguridad, la Confederación Hidrográfica del Ebro ha puesto en marcha un equipo multidisciplinar “para que estas situaciones no se vuelvan a repetir”.

MAGRAMA