El Gobierno central valora el ‘buen comportamiento’ de las obras en el Serpis y la rambla Gallinera tras las últimas lluvias

Las dos infraestructuras contra avenidas suponen una inversión conjunta de 80 millones de euros. La canalización del Serpis en el centro de Gandia permitió desaguar un caudal punta de 140 m3 por segundo. La sociedad estatal Acuamed tiene previsto finalizar la canalización del barranco de Palmera a principios de 2013.

 

Río Serpis a su paso por Gandia

La sociedad Estatal Aguas de las Cuencas Mediterráneas (Acuamed), dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha valorado “muy positivamente” el buen comportamiento de las obras de prevención de inundaciones que ya se han ejecutado o están en desarrollo en la Safor, tras las fuertes lluvias registradas en los últimos días, según informó a través de una nota de prensa.

En concreto, se trata de las obras en el río Serpis y la mejora del drenaje de la rambla Gallinera, que suponen una inversión conjunta de casi 80 millones de euros.

En Gandia, las obras, inauguradas en marzo de 2011,permitieron que tras las fuertes lluvias, el río desaguara sin problemas un caudal estimado de unos 140 m3/s.

Rambla Gallinera

Aguas arriba del río Serpis, tras la ejecución de las obras por parte de Acuamed, se ha evacuado al mar un caudal punta superior a los 185 m3/s por el río Serpis.

En la cuenca media del río Serpis, Acuamed está ejecutando otras obras de control y laminación de avenidas en el río Vernissa. La característica más destacable de la actuación es la construcción de un azud de laminación de 423 m de longitud y 28 metros de altura desde cimientos.

El avanzado estado de los trabajos ha permitido regular el caudal circulante por el río Vernissa tras las lluvias. Así, en el azud de Terrateig el caudal punta laminado ha sido de unos 125 m3/s.

Finalmente, la rambla Gallinera, cuyas obras cuentan con más de 8.600 metros de encauzamiento y están siendo completadas, ha tenido un comportamiento satisfactorio ante el incremento de caudal registrado, no habiéndose producido ninguna incidencia de corte en la N-332.

Presa de laminación
Tan sólo queda pendiente la ejecución de la presa de laminación en la parte media del cauce de la rambla Gallinera, necesaria para incrementar el nivel de seguridad frente a este tipo de fenómenos extremos en el término municipal de Oliva.

Las obras de prevención de inundaciones y adecuación de cauces de ríos desarrolladas por Acuamed ha hecho posible así mejorar la seguridad para más de 130.000 personas en la comarca de la Safor.

Las inundaciones en las cuencas del río Serpis y de la Rambla Gallinera constituyen una característica fundamental de su funcionamiento hidrológico. La causa es meteorológica, pero sus consecuencias se ven agravadas por las características geomorfológicas de la zona y por la ocupación humana de los llanos de inundación a lo largo de los cauces. Algunos de los episodios más graves se produjeron con motivo de las inundaciones de 1986 y de 1987, en las que el río
Serpis se desbordó en Gandia y la rambla Gallinera causó graves problemas y cortes de carretera en Oliva.

Así, en las intensas lluvias registradas hace 25 años, con 800 l/m2 en 24 horas, el barranco de Palmera causó importantes desperfectos en la zona. Esto se evitará gracias al canal que Acuamed tiene en ejecución y que estará finalizado a principios de 2013.

Fuente: SAFORguia