El Gobierno aprueba la reparación de la tubería de impulsión del agua que completa el abastecimiento a Melilla, por un importe de 700.000 euros

La incorporación del agua producto de la desaladora de agua de mar (IDAM) a la Ciudad Autónoma se realiza a través de una tubería de impulsión cuyo tramo vertical ha sufrido recientes roturas

 

(MAGRAMA) El Consejo de Ministros ha autorizado hoy, a propuesta del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), la actuación de emergencia para sustituir el tramo vertical de la tubería de impulsión del agua producto de la desaladora de agua de mar (IDAM) de la Ciudad Autónoma de Melilla, por un importe de 700.000 euros.

Un 65% del abastecimiento de agua a la población de la Ciudad de Melilla se realiza a través de la desaladora, que suministra al sistema 20,000 m3/día, mientras que otro porcentaje del suministro parte de los pozos del acuífero, que debe tratarse en la desalobradora (10.000 m3/día).

La incorporación del agua producto de la desaladora al sistema de abastecimiento a la Ciudad Autónoma se realiza a través de una tubería de impulsión cuyo tramo vertical ha sufrido recientemente roturas que podrían volver a producirse de no llevarse a cabo esta sustitución.

Con objeto de garantizar el correcto funcionamiento de la tubería de impulsión, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, organismo autónomo dependiente del Ministerio, resolvió el pasado 30 de julio la declaración de emergencia de esta actuación para sustituir este tramo de manera inmediata, según lo dispuesto en el artículo 113 del Real Decreto Legislativo 3/2011, de 14 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Contratos del Sector Público.

 

¿Quieres recibir esta y mucha más información de forma gratuita directamente en tu correo electrónico? Subscríbete en nuestro boletín digital